Red Star OS, el sistema operativo de Corea del Norte
Fecha Monday, 28 December a las 12:09:12
Tema Tecnologias de Software Libre


Una de las características básicas de cualquier Estado totalitario es el control absoluto de la vida de sus ciudadanos. Todo aquello susceptible de ser controlado debe ser sometido a las leyes del régimen.

Corea del Norte es el mejor ejemplo para ilustrar este totalitarismo moderno que va desde la imposición de unos códigos de conducta hasta el control de los ordenadores en los que el sistema operativo refleja la paranoia del Gobierno y sus políticas.

Aunque las informaciones sobre la vida en el país norcoreano nos lleguen a cuentagotas debido a su hermetismo, dos informáticos alemanes, Niklaus Schiess y Florian Grunow, han podido analizar el sistema operativo que utilizan los ordenadores de Corea del Norte.

Sus investigaciones se han centrado en descubrir el funcionamiento de Red Star OS, el sistema operativo creado por Pionyang destinado a ofrecer a los norcoreanos la posibilidad de tener un ordenador con Internet manteniendo, por supuesto, un control estricto sobre la cultura, la información y las ideas.

RED STAR OS

Red Star OS es un sistema operativo creado exclusivamente por y para Corea del Norte basado en Linux, un modelo de desarrollo de software libre y código abierto. He allí donde reside una de las contradicciones que atrajo las investigaciones de Schiess y Grunow: el uso del software libre por un régimen totalitario de férreo control.

El sistema norcoreano se basa en Fedora 11, una distribución de Linux, lanzada en el 2009, y funciona con un kernel, el corazón del sistema operativo, creado en el 2011. El sistema viene con todo lo básico que un usuario podría necesitar como un procesador de texto, un software de creación musical y el acceso a un navegador Firefox modificado. Todas estas aplicaciones en un sistema que imita el entorno operativo de Mac OS X.

Sin embargo, el sistema no se queda ahí. Cuando los dos informáticos alemanes empezaron a excavar en las profundidades de sus códigos descubrieron el objetivo totalitario para el que fue programado el Red Star OS.

INVASIÓN DE LA PRIVACIDAD

Cualquier tipo de cambio que el usuario pueda hacer en el sistema es automáticamente revertido por el mismo. Si un usuario intenta tocar el código, aparece un mensaje de error en la pantalla y el ordenador simplemente se reinicia para volver a su estado original.

Pero eso no es todo. Cuando el usuario inserta un USB en el ordenador, el sistema crea automáticamente marcas de agua sobre los archivos. En pocas palabras, cuando insertas un USB con fotos, documentos o vídeos, el sistema coge el número de serie del disco duro, encripta el número, y luego escribe ese número en el archivo, marcándolo.

Según Schiess, el objetivo de realizar esta acción es el de realizar un seguimiento de quién posee el archivo en cuestión, quién lo ha creado y quién lo ha abierto. En Corea de Norte, donde la cultura occidental es ilegal, las películas, libros y música extranjera pasaban de mano en mano en un simple USB que era difícil de interceptar por el Gobierno. Con este sistema de marcado, el régimen tiene bajo control cualquier archivo.

“Definitivamente, invade la privacidad y no es transparente con el usuario”, ha asegurado Grunow refiriéndose a este procedimiento.

OTRAS FUNCIONES DEL SISTEMA

Red Star OS también dispone de un firewall preinstalado, su propio sistema antivirus y un pequeño programa que rastrea continuamente el equipo para detectar cualquier cambio realizado en los archivos.

El acceso a Internet con el que cuentan los ordenadores también ha sido modificado y apunta a las direcciones IP internas, es decir, solo puede acceder a páginas web de Corea del Norte.

ANTES DE RED STAR OS

La última versión disponible en los ordenadores norcoreanos fue creada en el 2013. Antes de eso, la mayoría de los ordenadores funcionaban con una versión de Windows XP.

“Kim Jon il – el padre del actual líder Kim Jong un -- dijo que Corea del Norte debía desarrollar un sistema propio, esto es lo que han hecho” ha afirmado Grunow en el último congreso de Comunicación y Caos de Hamburgo, celebrado el pasado domingo, donde los dos informáticos alemanes han presentado las conclusiones de su análisis del sistema norcoreano.

Corea del Norte no es el único país que ha desarrollado su sistema operativo. Cuba posee uno llamado Nova y China, Rusia y otros países también han intentado desarrollar los suyos propios.

Fuente:El Periódico





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=7174