Prácticas institucionales inducen piratería
Fecha Wednesday, 28 December a las 20:19:36
Tema Actividades Libres


Por: Por: Carolina Botero Cabrera
Axtlek es fotógrafo, ingeniero, profesor y miembro de la comunidad de software libre, por eso nadie se sorprende si se entera de su más reciente discusión por la imposición del uso de software privativo en algún contexto.

Sin embargo, la última de estas discusiones es especial, plantea el dilema de la piratería también como uno que se impone al individuo desde las prácticas institucionales (aztlek.org). En el Sena, donde Axtlek trabajaba, una capacitación que iba a tomar se dictó en un entorno privativo usando el equipo de los estudiantes.

Axtlek indicó que no tenía ese software e intentó con el instructor identificar opciones, establecieron que no funciona bien con software libre, que tampoco hay computadores institucionales, ni versiones académicas para los estudiantes. Se le propuso entonces que instalara lo necesario, “total, era sólo por el curso y nadie se enteraría”.

Él se negó. Para Axtlek, como para muchos otros, esto implica el dilema de “ser pirata” sin que, por otra parte, se plantee el problema ético. Al final se reduce a un pragmatismo que muestra la tolerancia social por la piratería que de otro lado es reprimida criminalmente.

El problema de Axtlek se elevó a otras instancias, pero su opción era olvidar sus principios o no tomarlo, él desistió. La tecnología no es neutra, las opciones de la misma son decisiones de personas y esto es por tanto mucho más complejo de lo que parece para las instituciones.

En Colombia hay disposiciones que obligan al Estado a funcionar con las diferentes opciones tecnológicas siendo el usuario quien escoge, pero eso es sistemáticamente ignorado. ¿Cuántas veces es imposible usar Mozilla en un sitio del Gobierno? Si el Sena va a dictar un curso que obliga a adquirir un software, debe considerar las opciones para su usuario y tomar las decisiones correspondientes en el marco de esa libertad.

Ahora, en el caso de Axtlek no fue una pelea más de las que enfrentan diariamente los activistas, le costó su trabajo, pues a la hora de renovar el contrato, el funcionario encargado le indicó que esto no sucedería por “sus problemas con la capacitación”.

Carolina Botero





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=5146