¿Qué hicieron mal los españoles con el Software Libre?
Fecha Wednesday, 28 December a las 09:00:19
Tema Noticias Software Libre


En este artículo voy a revisar los errores que cometió la comunidad Open española durante la última década, con el fin de evitar que cometamos errores similares errores en la comunidad de opendata y de gobierno abierto.

Tal vez algunos otros países puedan haber cometido errores similares.

España fue pionera en el desarrollo de una comunidad de código abierto y software libre. Desde principios de 2000 numerosas y relevantes personas habían presionado y argumentado a favor de la adopción de tecnologías abiertas, es decir, software libre, estándares abiertos, etc

Sin embargo hoy, 10 años después, España no tiene diferencias notables en la aplicación de las tecnologías abiertas, ni en las administraciones públicas, ni entre la gente corriente. Como excepción a esta situación debería mencionarse la avanzada legislación de apoyo que posee España, pero esta legislación no tiene una correspondencia con las implementaciones reales. ¿Por qué? En mi opinión, debido a tres errores fatales.

Error 1: Que los políticos lideren a la comunidad,

Cuando en 2002 el gobierno Extremeño anunció su Linex (distribución de Linux para Extremadura), la mayoría de los partidarios aplaudieron la valentía de los gobernantes de la Junta de Extremadura para hacer frente al monopolio de Microsoft.

Desafortunadamente, los políticos no piensan en el beneficio de sus ciudadanos, sino en su propio beneficio en términos de resultados electorales. Por lo tanto, su enfoque no era crear un ecosistema global y sostenible, sino disponer de una herramienta política para demostrar su independencia y la tecnología puntera que se estaba adoptando, independientemente de su sostenibilidad a largo plazo.

Así se centraron más en su adaptación regional que en la posibilidad de tener una base de usuarios enorme en todo el mundo y que convirtieran la tecnología en comercialmente viable.

La mayor parte de los defensores de la comunidad abierta, y yo era uno de ellos, consideramos el uso político de las tecnologías abiertas, como un mal menor, siempre y cuando el apoyo y los fondos fueran derivados a alimentar el ecosistema open. Lo admitimos incluso cuando en un sinsentido, los políticos presentaron las tecnologías abiertas como políticamente favorables a sus opciones (en su mayoría de izquierda). La mayoría de la comunidad estuvimos de acuerdo entonces. Pasó el tiempo y otras regiones españolas ( Andalucia , Castilla La Mancha , Madrid , Valencia , Cataluña , Melilla ) , independientemente de su tendencia política adoptaron idéntico razonamiento. Como resultado involuntario, se creó un lío de las distribuciones de linux alimentadas con fondos públicos . Y evito la creación de una masa crítica de usuarios para mantener un mercado independiente. El tiro final fue la creación de una entidad pública nacional para apoyar el enfoque de las tecnologías abiertas para las administraciones central y regional. Lo que se pensó como una buena idea, fue lanzado con un perfil bajo, por lo que resultó inútil para prescribir las tecnologías abiertas para el resto de las administraciones o la creación de los estandarización común entre las administraciones.

Actualmente, cuando el impulso público se ha reducido debido a la crisis, las comunidades alrededor de estas distribuciones, simplemente han muerto de hambre. O cuando las elecciones cambiaron a los gobernantes, los recién llegados simplemente declararon obsoleto el enfoque y dejaron que las iniciativas murieran por falta de apoyo.

Error 2: Divide-te a ti mismo y serás derrotado

Aunque parezca increíble, desde el inicio del movimiento Open en España, las divergencias y otro tipo de divisiones estuvieron presentes y los primeros gestores públicos en apoyar a las administraciones públicas fueron criticados cuando sus primeros pasos no fueron tan avanzados como se deseaba en la comunidad. Además de las incomprensibles diferencias regionales, había otras diferencias como software libre vs código abierto, debian frente a otras distros, el enfoque de la comunidad voluntaria frente a las empresas, etc. De ello se beneficiaron ampliamente las empresas de tecnologías cerradas y privativas que lanzaron una gran cantidad de FUD, que se podría nresumir en una sentencia de "las tecnologías abiertas no son fiables ni tienen soporte".

La división fue tan importante que incluso contando en España con hasta 130 grupos de usuarios de software libre en la primera mitad de la década resultó imposible (en dos ocasiones se intentó) crear algún tipo de federación que constituyera un lobby de las tecnologías abiertas. El desperdicio de de recursos reinventando la rueda, como creando nuevas distribuciones regionales de Linux, lanzamiento de eventos terriblemente locales, o recrear aplicaciones existentes, etc fue finalmente insostenible y la comunidad hoy en día está compuesta principalmente por pequeñas empresas.

Error 3: Si no explicas tu impacto global en la sociedad serás marginado

Siempre que se quiere influir en la sociedad hay que explicar a los ciudadanos de la calle por qué es importante para ellos. Un refrán dice "Nada hay en el mundo más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez motivada". Aquellos amantes de la consola negra de comandos promocionando las tecnologías abiertas crearon la falsa imagen de que las tecnologías abiertas eran sólo para geeks y frikis.

Hoy en día, cuando la consola negra es historia para los usuarios normales de las tecnologías abiertas, estas imágenes permanecen en la mayoría de los usuarios potenciales. Si a esto le sumamos, un mensaje lleno de términos técnicos, hablar de problemas que afectan únicamente a los programadores (p.e. rendimiento, calidad código, etc), el mensaje será marginado de la sociedad en general, independientemente del desempeño increíble que pudieran proporcionar .

La emergente de comunidad de datos abiertos tiene que evitar estos tres icebergs para llegar a buen puerto.

Para sortear el primer iceberg, los políticos:

Abrir datos es una componente de la gestión pública moderna. Y el pilar principal de un gobierno abierto. Defensores y activistas por los datos abiertos tienen que evitar ser utilizados por ningún partido político.

Publicar opendata y su transparencia implícita es "La forma moderna de la gestión de la 'cosa pública'", que cuenta con una gran cantidad de efectos positivos (económicos, transparencia, responsabilidad, agilidad, etc.). Así que, la aplicación en las administraciones públicas debe considerarse como la introducción de las computadoras hace algunas décadas, una tecnología básica para la gestión y la metodología de los procesos públicos, pero no una cuestión política sujeta a la controversia.

Para sortear el segundo iceberg: Dispersión

Cooperación activa y Normalización (y por lo tanto la posibilidad de co-operar) es un factor clave para crear una masa crítica de usuarios, profesionales de las empresas, los ciudadanos o lo que sea. Aunque el enfoque linked data cumple perfectamente esta tarea, su alto costo de adopción (en tiempo, cambios de procesos y de costos) podría limitarle como solución esperada a la normalización. La normalización de datos OpenData es un tema urgente. Si eres un activista de la comunidad open de internet antes de lanzar cualquier cosa, busque la colaboración, llegará más allá que si vas solo.

Para sortear el tercer iceberg: Frikismo

Hay que mostrar el impacto significativo del opendata en la economía real y en la sociedad no sólo en términos de las empresas y servicios directos creados, sino también su impacto sobre el fraude fiscal y la economía informal. Las cuentas de la economía informal en España un 23% (245.000 M €) del PIB en España (suma igual que turismo y la industria automotriz juntos en España, las dos principales del país). El despliegue masivo del opendata no es una cuestión técnica, es un cambio en la forma en que se gestiona una sociedad, y por lo tanto tiene un reflejo en la economía real en términos de creación de empresas, la reducción del desperdicio de recursos y como facilitador de servicios innovadores tanto públicos como privados que aumentan la competitividad nacional. Así que el mensaje en torno a "Open data no es una cuestión técnica, sino una evolución natural en el gobierno de las sociedades modernas".

Fuente: amedioentender.blogspot.com





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=5140