Windows 8 no permitiría la instalación de Linux, se acabó el arranque dual
Fecha Wednesday, 21 September a las 12:59:01
Tema GNU/LINUX


La primera gran pregunta es que ¿permitirá Windows 8, la convivencia con Linux?, esa parece ser la gran interrogante de muchos administradores de linux. Y la respuesta podría ser funesta para Linux.

Según publican hoy algunos de los principales portales tecnológicos norteamericanos como ZDnet o ITWorld, Microsoft requiere que los equipos que lleguen certificados para el uso de Windows 8 utilicen UEFI (Unified Extensible Firmware Interface), lo que a grandes rasgos se traduce en que se verán obligados por esa medida de seguridad a bloquear el arranque e instalación de otros sistemas operativos -como GNU/Linux- hasta que Microsoft los considere como seguros.

En Web Up8 también se han publicado esta noticia, incluyendo la siguiente cita de Matthew Garret, desarrollador de Red Hat:

Microsoft requiere que las máquinas que se adhieran al programa de logotipo de Windows 8 y ejecuten una versión cliente de Windows 8 vengan con arranque de seguridad habilitado. Las dos alternativas aquí son para que Windows se firme con una clave de Microsoft y para la parte pública de esa clave sea incluida en todos los sistemas, o bien para cada OEM pueda incluir su propia llave y firmar las versiones preinstaladas de Windows. El segundo enfoque consistiría en hacer que sea imposible ejecutar copias de Windows en el hardware marcado con el logotipo de Windows, también para hacer imposible la instalación de nuevas versiones de Windows a menos que el OEM proporcione una nueva copia firmada. Lo primero parece lo más probable.

[...] En primer lugar, necesitaríamos un gestor de arranque no-GPL. GRUB 2 está liberado bajo la GPLv3, que exige explícitamente que se proporcionen las claves de firma. GRUB está bajo la GPLv2, que carece de la exigencia explícita de tener claves, pero se podría argumentar que el requisito de los scripts utilizados para controlar la compilación las incluyan. Es una zona gris, y la explotación sería un buen espectáculo de mala fe. En segundo lugar, en un futuro próximo el diseño del kernel significa que el núcleo en sí es parte del gestor de arranque. Esto significa que los kernels en sí mismos también tendrían que ser firmados. Lo que hace imposible para los usuarios o los desarrolladores crear sus propios núcleos no es práctico. Por último, si nosotros auto-firmamos, sigue siendo necesario que nuestras claves sean incluidas por cualquier OEM.

En la mayoría de sitios se aclara que esta medida solo afectaría en un principio a plataformas de 64-bit. Va a haber problemas no solo con los cargadores de arranque (GRUB), sino también con aquellos que les guste hacer uso de su propio kernel, aunque aún hay tiempo para que los desarrolladores de GNU/Linux

De cualquier forma, aquí tenemos otra razón para exigir ordenadores sin ningún sistema operativo preinstalado (básicamente, sin Windows).

Fuente: MuyLinux





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=4900