El precio no es la única ventaja en el Software Libre
Fecha Thursday, 04 August a las 13:03:27
Tema Noticias Software Libre


La consultora argentina (Re)ingenia ha hecho público un decálogo que viene ha reforzar el que ya publicó meses atrás CENATIC (“10 Razones para que los autónomos usen Software Libre”), llamado “10 Razones para usar Software Libre en la empresa”. ¿La finalidad? Demostrar que el precio no es la única ventaja que este software tiene.

El Software Libre y de código abierto (FOSS, por sus siglas en inglés) tiene muchas otras ventajas convincentes para las empresas, particularmente las pymes. En éste decálogo, (re)ingenia expresa las razones que evidencian el por qué compensa usar Software Libre en la empresa y que pasamos a numerar a continuación.

1. Seguridad. Con el descubrimiento por Coverity de una serie de defectos en el núcleo de Android, se ha puesto de manifiesto un ejemplo perfecto de lo que se conoce como la “Ley de Linus”. De acuerdo con esa máxima, “dado un número suficientemente elevado de ojos, todos los errores se convierten en obvios”. Es decir, cuanta más gente pueda ver y probar un conjunto de código, más posibilidades habrá de detectar algún fallo para corregirlo rápidamente. Es esencialmente el polo opuesto de la “seguridad por oscuridad”, argumento que se utiliza a menudo para justificar el uso de costosos productos de esta naturaleza.

Cuando las empresas recurren al Software Libre, se liberan de las restricciones que impone el proveedor de software

La ausencia de informes de error -como sobre el código del iPhone o Windows- no significa que estos productos sean más seguros. Lo único que significa es que esos productos están cerrados a la opinión pública, de forma que nadie fuera de las empresas tenga la menor idea de los muchos errores que contienen. Además, no hay forma de que el conjunto limitado de desarrolladores con que cuenta una empresa, pueda evaluar y testear un software como lo hace la comunidad de Software Libre, considerablemente más grande. Por otro lado los problemas de seguridad en el caso de Software Libre se resuelven en cuestión de horas. En cambio, en el mundo del software propietario, los parches de seguridad tardan considerablemente más en resolverse.

2. Calidad. ¿Qué es más probable que sea mejor: un paquete de software creado por un grupo de desarrolladores, o un paquete de software creado por miles de desarrolladores? Aquí está la clave. Así como hay incontables desarrolladores y usuarios que trabajan para mejorar la seguridad del software de código abierto, también los hay para crear características innovadoras, nuevas funciones y mejoras en los productos.

En general, el software de código abierto se aproxima más a lo que los usuarios quieren, porque los usuarios pueden contribuir modificando el código para que así sea. Es más, un estudio reciente elaborado por la Linux Foundation ha demostrado que la superioridad técnica suele ser la razón principal por la que las empresas eligen el software de código abierto.

3. Personalización. En la misma línea, los usuarios pueden tomar un pedazo de software de código abierto y modificarlo para adaptarlo a sus necesidades. Dado que el código es abierto, es simplemente una cuestión de modificarlo para añadir la funcionalidad que se desee. No se puede hacer lo mismo con el software propietario. Y si se pide al proveedor de software propietario un presupuesto por la modificación, probablemente el costo duplique el valor invertido en el software.

4. Libertad. Cuando las empresas recurren al Software Libre, se liberan de las restricciones que impone el proveedor de software. Los clientes de estos proveedores se encuentran a merced de la visión del proveedor, requisitos, dictados, precios, prioridades, calendario… y eso limita lo que pueden hacer con los productos que está pagando. Con el Software Libre, por el contrario, los usuarios tienen el control para tomar sus propias decisiones y hacer lo que quiera con el software. También tienen una comunidad mundial de desarrolladores y usuarios a su disposición para ayudar con eso.

¿Qué es más probable que sea mejor: un paquete de software creado por un grupo de desarrolladores, o un paquete de software creado por miles de desarrolladores?

5. Flexibilidad. Cuando la empresa utiliza software propietario (como Microsoft Windows u Office), entra en un proceso que requiere mantener la actualización de software y hardware hasta el infinito. El Software de código abierto, por el contrario, suele requerir de muchos menos recursos, lo que significa que puede funcionar bien, incluso en hardware antiguo. Depende del usuario decidir cuándo es el momento de actualizarlo.

6. Formatos abiertos: Interoperabilidad. El software de código abierto es mucho mejor en la adhesión a los estándares abiertos que el software propietario. Si el valor de la interoperabilidad con otras empresas, equipos y usuarios es importante para la empresa, o si no quieren verse limitados por los formatos de datos propietarios, entonces el software de código abierto es, sin duda, el camino a seguir.

7. Posibilidad de “auditar” el código. Con el software de código cerrado lo único que asegura la calidad y confiabilidad del software es la palabra de la empresa o del vendedor. Se trata básicamente de un salto de fe. La visibilidad del código detrás del software de código abierto, sin embargo, significa que el usuario puede ver por sí mismo y tener confianza.

8. Opciones de Soporte. El software de código abierto es por lo general libre, y por lo tanto es un mundo de apoyo a través de las comunidades vibrantes en torno a cada pieza de software. La mayoría de todas las distribuciones de Linux, por ejemplo, tiene una comunidad en línea con excelente documentación, foros, listas de correo, blogs, wikis, foros y chat de apoyo, incluso en vivo. Para empresas que desean una garantía adicional, es posible contratar (a precios muy competitivos) equipos de soporte profesionales para la mayor parte de los sistemas de código abierto. Además debido a que el cien por cien de los ingresos provienen del soporte podemos estar seguros que el servicio será bueno.

9. Costo. Entre el precio de compra del software en sí, el costo exorbitante de protección contra virus, los gastos de soporte, los gastos de actualización, los gastos asociados con estar bloqueado… el software propietario cuesta más al empresario de que él probablemente sepa.

10. Probar antes de comprar. Si el empresario está considerando el uso de software de código abierto, no le costará nada probarlo primero. Esto se debe en parte a precio libre del software, y en parte debido a la existencia de LiveCDs y USBs en vivo para muchas distribuciones de Linux, por ejemplo.

Fuente: http://www.gacetatecnologica.com





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=4780