5 nuevas formas de mejorar el comando "yum" en Fedora Linux
Fecha Friday, 28 January a las 08:47:48
Tema Proyecto Fedora


Los gestores de paquetes son una herramienta fundamental de las distribuciones Linux hoy en día, y algunas, claro está, funcionan mejor que otras. Soluciones como el sistema APT de distribuciones basadas en Debian (incluida Ubuntu) son especialmente populares, pero la herramienta Yum que se usa en distros con paquetes RPM también es muy conocida.

En Free Software Magazine nos indican ahora 6 formas de acelerar el rendimiento de yum, un gestor de paquetes que se comporta de manera notable pero cuyas prestaciones y rendimiento pueden mejorar a través de esos consejos prácticos.

El autor del artículo original parece saber de lo que habla, porque describe cómo a pesar de que se supone que yum ha ido mejorando con las nuevas versiones de Fedora, en realidad la cosa no ha sido tan bonita como la pintan las notas oficiales de esas versiones. De hecho, si no tienes un equipo medianamente decente es probable que te parezca que yum sea aún más lento que en el pasado.

El problema se agrava si además hacemos uso de algunos de los gestores gráficos disponibles, tales como Kyum o Yumex. Preciosos en su diseño, pero que literalmente “me reducían a un estado de parálisis catatónica por su asombrosa lentitud, en especial Yumex”.

Y es a partir de ahí cuando el autor cita algunas mejoras posibles para acelerar el comportamiento de yum:

1.Usar el fichero config: es posible configurar por ejemplo el tiempo de expiración de los metadatos que se actualizan. Por defecto está en noventa minutos, pero puedes moverlo a una cifra mucho más coherente, como una semana. El uso del comando “yum -C install ” aprovecha todo lo posible la caché, y si además usas yum makecache dicha caché se actualizará con las novedades de Fedora.

2.Cuidado con los mirrors: dicen que los más rápidos son los más cercanos, pero esto no tiene porqué ser necesariamente cierto. Si escribís yum install yum.fastestmirror lograréis que yum siempre seleccione el mirror más rápido al instalar cualquier paquete. Incluso podéis excluir dominios que veáis que no van muy bien editando el fichero /etc/yum/plugin/conf.d/fastest_mirror.conf y añadir una línea del tipo “exclude=.ee/ .dk” para excluir sitios de Estonia y Dinamarca, por citar dos ejemplos.

3.Usa Delta RPMs con sabiduría: puedes activar esta característica tan útil añadiendo el plugin presto (yum install yum-presto), lo que hará que si es posible la actualización de paquetes sea mucho más veloz al descargarse únicamente las diferencias entre lo viejo y lo nuevo, y no todo el paquete de nuevo.

4.Simula, omite y excluye: el uso de los parámetros adecuados como “yum check-update” nos permite en este caso simular una actualización, a partir de lo cual podremos excluir paquetes que no nos interesen con el comando “yum update –exclude=openoffice –exclude=firefox” (por ejemplo). Si además queremos librarnos de las dependencias que molestan, podemos hacer un “yum install yum -skip-broken“. Al instalar este complemento yum ignorará cualquier paquete con problemas de dependencias.

5.Instala otro gestor de paquetes: vale que yum es una gran ayuda, pero hay otras alternativas. En el artículo destacan dos: Apt4rpm (podéis encontrarlo en Sourceforge) y Smart, que parecen funcionar realmente bien según la opinión de este usuario. Seguro que os ayudan a ganar en prestaciones en este sentido. Por cierto, habíamos hablado de 6 formas de mejorar yum, pero es que esta cuenta por dos, una por Apt4rpm, y otra por Smart ;) Así pues, aquí tenéis los consejos para acelerar el comportamiento de yum. Ya nos contaréis si conocéis alguno más, y si realmente dan resultado.

Fuente: http://www.freesoftwaremagazine.com/

Fuente: muylinux.com





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=4256