Convenio Marco sobre Software Libre en el Estado Chileno
Fecha Saturday, 31 July a las 21:46:45
Tema Noticias Software Libre


Con mucha satisfacción podemos comentar importantes avances relacionados con el uso de software libre en el Estado en Chile. Son avances que se han tomado bastante tiempo, y es importante señalar que se fundamentan en argumentos y razonamientos sólidos, cumpliendo con el dicho de "lento, pero seguro".

El avance se trata del convenio marco que está oficializando ChileCompra, la entidad encargada de proveer la plataforma mediante la cual se realizan prácticamente todas las compras del Estado. La idea detrás de esto es contar con un registro de proveedores de servicios ligados al Software Libre, de forma que una repartición pública pueda tener acceso a soporte, modificaciones y adaptaciones, así como de capacitación u otros servicios necesarios para que mediante la adopción de Software Libre en el Estado efectivamente se puedan obtener los beneficios potenciales que ofrece, y al mismo tiempo evitar que se materialicen lo que se ha criticado como desventajas del uso de Software Libre.

Cronograma

(Disclaimer: tuve participación directa por el lado de la ejecución de varias de las actividades presentadas en este artículo, en particular el proyecto "GobForge 1.0" y el "Estudio FLOSS". Por su parte, Cristian Bravo fue también gestor importante, por el lado de Gobierno. Por lo tanto, este artículo refleja una visión que por una parte es desde "dentro", y que por otra puede ser complementada con las visiones de otros participantes.)

Como decía, el camino ha sido largo. Cuando en el 2004 el CEDI (Centro de Estudios en Derecho Informático) realizaba el Estudio sobre Software Libre en el Gobierno, aún era muy común escuchar argumentos del tipo "no es posible utilizar Software Libre en el Gobierno porque es necesario pagar las licencias", confundiendo el hecho de tener las licencias que permitan el uso de determinado software con el potencial pago que es necesario para obtener la licencia en algunos casos. Ese mismo año se comenzó a gestar la idea de generar un Forge de gobierno, y esta idea fue evolucionando lentamente de acuerdo a las realidades y capacidades de los involucrados. Ya en esa época conversábamos sobre la necesidad de tener algo más que una tecnología que permita desarrollar e intercambiar código que funcione y se pueda aplicar en diversas reparticiones públicas, e identificábamos que para poder obtener efectivamente los potenciales beneficios del uso de Software Libre, era necesario tener un modelo de negocios, mediciones e incentivos que permitan alinear los diversos intereses involucrados para que el resultado global sea una mejora en la eficiencia y el acceso a tecnología tanto dentro como fuera del Estado.

Uno de los roles fundamentales estuvo en la Comunidad Tecnológica Gubernamental, en la cual además de directivos de diversas instituciones públicas hay un grupo de personas cercanas a las tecnologías de información (TI) que ya entonces discutían sobre potenciales beneficios del uso de Software Libre, el licenciamiento de desarrollos realizados al interior del Gobierno, interoperabilidad (o interoperatividad si se quiere ser preciso con el lenguaje), dependencia tecnológica y otros aspectos.

En abril de 2007, finalmente se realizó una presentación titulada "Government Forge: un sueño posible", en el marco del IV Congreso Tecnológico de Gobierno organizado por la Comunidad Tecnológica Gubernamental. Era nuestra visión de lo que debiera ser el enfoque para no sólo utilizar sino más bien participar activamente en la ecología de Software Libre por parte del Estado chileno.

Luego de unos meses, en Septiembre 2007, comienza el proyecto GobForge 1.0 (en ese entonces solamente era "GobForge"). Si bien no incorporaba todos los elementos planificados, tenía la gracia de ser relativamente simple y no demasiado demoroso, básicamente adaptando un forge ya existente a necesidades particulares poniendo a disposición una plataforma tecnológica que sirva como base y luego se pueda construir el resto a partir de ésta. En el proceso hubo cambios diversos, el Proyecto de Reforma y Modernización del Estado pasó del Ministerio Secretaría General de la Presidencia a Estrategia Digital en el Ministerio de Economía, lo cual tuvo congelado el proyecto varios meses. También hubo cambios de contraparte, lo cual por una parte dificulta la continuidad, pero por otra inyecta visiones diferentes que pueden enriquecer el proyecto. Finalmente, este proyecto culmina en Noviembre de 2008 y se inicia una etapa de búsqueda y aprendizaje para poder utilizar la infraestructura existente, sin que pase a ser un simple repositorio de software del que nadie se hace cargo, destinado a caer en el olvido.

En paralelo al proyecto del GobForge, se desarrolla la "Consultoría para la realización de un estudio que proponga un marco en el que se pueda elaborar una normativa o reglamento para el uso de software libre en la administración del estado y que incluya un análisis de buenas prácticas internacionales", más conocido como "Estudio FLOSS" o Estudio de Uso de Software Libre, el cual es publicado en Marzo de 2009. Cito este estudio porque en él se recomienda expresamente continuar con el proyecto GobForge y no restringirlo al ámbito de recurso tecnológico, sino en el marco de un apoyo para la toma de decisiones sobre adquisiciones TI y una base para la existencia de una oferta de soporte que nos permita salir del conflicto del "huevo y la gallina" (hay poca oferta de soporte sobre FLOSS porque el uso es restringido, y el uso es restringido porque se argumenta la pobre oferta de soporte).

Una consecuencia interesante del Estudio FLOSS es el eco que hizo de él el Ministerio de Obras Públicas (MOP), reuniendo a diversos académicos que en su conjunto apoyaron al MOP en realizar una especie de "Manifiesto MOP" a través del documento Neutralidad tecnológica y selección de software en el Ministerio de Obras Públicas publicado en Julio de 2009.

En Noviembre de 2009 entra en escena Alejandro Barros, quien fue Secretario Ejecutivo de la Estrategia Digital durante parte importante del proyecto GobForge 1.0 y Estudio FLOSS, aterrizando en la práctica la forma de poder cumplir con la visión inicial del GobForge. En el "Encuentro para el Desarrollo Digital - 2009" presenta el tema Gobforge 2.0: hacia un ecosistema de transferencia de prácticas y conocimientos, y se realiza también un trabajo cercano con el proyecto Portal do Software Público Brasileiro, un caso de éxito muy interesante en esa perspectiva.

El 11 de Marzo hubo cambio de gobierno, que en particular consistió en que la coalición de oposición pasaba a ser gobierno y viceversa. En este contexto, es usual que se revisen los énfasis y la renovación o no de proyectos, sobre todo si no están aún en marcha. Dado que se había realizado el GobForge 1.0 y el 2.0 estaba más bien en etapa de planificación, no había ninguna certeza de que se fuera a continuar en la misma senda, lo único cierto es el convencimiento de todos los involucrados en que se estaba avanzando en la dirección correcta. Las razones pueden ser múltiples, desde cambios de prioridades hasta simplemente un complejo de NIH. En esos momentos ya se habían hecho diversos acercamientos con entidades involucradas, tal como ChileCompra, donde ya se había establecido la posibilidad e interés en crear un Convenio Marco y estaba bastante claro el modelo que se podía establecer.

Uno de los puntos cruciales en la continuidad del proyecto fue la aceptación por parte del nuevo Secretario Ejecutivo de la Estrategia Digital, Alfredo Barriga, quien no sólo aceptó continuarlo sino que le dio una prioridad bastante alta, permitiendo así materializar varios pasos relevantes. Uno fue en Abril de 2010: Conversaciones entre interesados en GobForge 2.0 convocado por Estrategia Digital, incluidos invitados de SoftwarePublico de Brasil y con importante asistencia de personas vinculadas a Chilecompra, donde no sólo se destaca la continuidad del proyecto GobForge en el nuevo gobierno, sino además se le imprime una relevancia mucho mayor a la que tuvo hasta ese momento.

En Julio de 2010 se oficializa el interés de Chilecompra por crear un convenio marco, que es un pilar fundamental para el avance del proyecto GobForge 2.0. Es importante entonces entender en qué consiste un convenio marco y qué consecuencias tiene para el Software Libre en este contexto.

Convenio Marco

Un convenio marco es una modalidad de compra disponible en el portal de ChileCompra como una alternativa a la licitación. Se define en la Ley de Compras Públicas (19.886), y permite la compra directa por parte de cualquier entidad que debe realizar sus adquisiciones a través de ChileCompra. Para eso, el proveedor debe haber suscrito el convenio con ChileCompra, y con eso quedan fijados aspectos como el precio, condiciones de compra y otros aspectos, y el proveedor estará visible en el catálogo electrónico. Los productos y servicios que están incorporados en un convenio marco son la primera opción de compra para cualquier organismo público, ya que todo órgano de estado debe consultar los convenios antes de abrir una licitación.

La relevancia por tener un convenio marco para proveer software y servicios asociados a reparticiones públicas es alta, porque provee una serie de beneficios:

•Crea un registro formal de proveedores que tienen capacidad para prestar determinados servicios relacionados con el Software Libre. De esa forma, una repartición pública que necesite apoyo en la migración, instalación y explotación de un Software Libre no necesitará buscar y evaluar a proveedores, corriendo además el riesgo de realizar lo anterior en forma correcta, sino que tendrá acceso a un listado de proveedores serios y probados.

•El registro se actualizará de acuerdo al cumplimiento de los proveedores y su continuidad, dando cumplimiento a que sean proveedores serios y probados. •Los proveedores tendrán una buena forma de llegar a la demanda en el Estado por sus servicios, y tendrán incentivos adecuados para especializarse en las tecnologías más demandadas o que les ofrezcan las condiciones más atractivas, lo cual repercutirá también en ofrecimientos al mundo privado.

•Por lo anterior, el mundo privado se verá beneficiado porque existirá un elemento adicional que apresure la maduración del mercado de servicios asociados a Software Libre, mejorando la oferta y haciéndola más atractiva, aumentando la competencia en el mercado.

Esas son en general buenas noticias. Sin embargo, esta es una etapa importante que recién está comenzando, y hay muchos desafíos por delante.

Tareas pendientes

Un aspecto muy relevante para que lo anterior funcione es que el convenio marco "se mueva". Es decir, que se inscriban proveedores serios, capaces y que reciban requerimientos suficientes para que puedan continuar dando un servicio atractivo y de calidad. Existen ya en el mercado chileno varios actores que tienen capacidades y especializaciones en la línea de dar soporte a la utilización de software libre, generalmente en nichos específicos, en otros casos de forma un poco más genérica.

A mi parecer, para aprovechar este ventana de oportunidad de consolidar el tema se requieren diversas acciones por parte de varios involucrados:

•Por parte del Gobierno: concretar el Convenio Marco, incorporar a los actores relevantes y realizar el nexo con quienes han adoptado o podrían adoptar Software Libre para que la demanda y la oferta se pueda encontrar. Además, apoyar dentro de lo posible a los proveedores a encontrar potenciales clientes en el mundo privado, para así generar una masa crítica de transacciones que permita al mercado desarrollarse y crecer de forma sustentable.

•Por parte de los potenciales proveedores: inscribirse en el Convenio Marco, incorporar las categorías en las que efectivamente tienen capacidades y demostrarlas. Sin embargo, eso no es suficiente, porque el Convenio Marco solamente incorpora a las entidades públicas, y un registro como el que se va a desarrollar también sería útil para los privados. Se debieran explorar alternativas, tales como acordar con ChileCompra la publicación del registro de proveedores, o realizar uno similar para que esté disponible para privados.

•Lo anterior sería mucho más ágil y eficiente si se puede concretar una asociación gremial o similar para poder manejar la oferta agregada que puede tener la industria TI en relación con Software Libre, tal como existe Amesol en México o Cenatic en España (aunque esta última fue creada por ley y no por privados).

Conclusiones

Como se puede apreciar, ha sido un trabajo largo y constante, en el cual se han hecho esfuerzos para no dejar los proyectos a medio camino a medida que hubo demoras, no estaban las condiciones ideales o no se contaba con los recursos. Además, este tema y otros han sido fruto de trabajo de diversas personas, ya que por la extensión de los plazos y la necesidad por mantener activo el tema es necesario establecer, explícita o implícitamente, una especie de "posta" donde el tema puede pasar de una persona a otra, pero siempre manteniendo los objetivos primordiales a pesar que puedan haber cambios de estilo. Por lo mismo, aquí no hay héroes que llevan adelante los temas de forma unipersonal, sino trabajo en equipo perdurable en el tiempo. Espero y esperamos que con este importante hito, que representa de alguna forma bastante trabajo y discusiones en diversos ámbitos, se continúe avanzando en pos de mejorar la eficiencia y eficacia de las TI en el Estado, redundando finalmente en una mejor calidad de vida para los ciudadanos.

Fuente: manzanamecanica.org





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=3704