Las Pymes españolas ahoran mucho dinero gracias al Software Libre
Fecha Monday, 07 June a las 23:19:22
Tema Noticias Software Libre


Las pymes españolas ya no son lo que eran. Según cifras de la consultora Everis, el 90% de las pequeñas empresas y cerca del 60% de los autónomos disponen de banda ancha fija en su día a día.

Pese a este rápido avance, la asignatura pendiente sigue siendo las tecnologías que posibilitan el ahorro. Este problema, en tiempos de crisis, se ha convertido en una cuestión de supervivencia para muchos negocios.

Las pymes españolas no lo tienen fácil para invertir grandes cantidades en tecnología, aunque ésta pueda ser la solución perfecta para ver la luz al final del túnel de la recesión.

¿Un problema de bolsillo o de mentalidad? Los expertos apuntan a una conjunción de ambas cosas, si bien la primera, gracias al denominado software libre y a la externalización de servicios, se hace más fácil de sobrellevar. “Se trata de un conflicto de modelos mentales, ya que para introducir tecnologías, hay que modificar procesos, la forma de trabajar, las estructuras organizativas y la relación con el entorno emprearial”, apuntan fuentes del sector. En este contexto, el software libre se presenta como una buena alternativa. Se entiende como software libre, o informática de código abierto, aquélla por la que no se paga una licencia. Los costes vienen derivados del posible desarrollo a medida de ciertas soluciones específicas y del soporte técnico. “En España, existe una oferta bastante variada y, por lo general, de buen nivel”, señala Pablo Ruiz Muzquiz, director de Free & Open Source de la consultora española Entel. “Como en todo, hay productos muy malos y profesionales poco fiables, pero las empresas más maduras ofrecen niveles de soportev técnico y de seguridad altísimos”, asegura Ruiz Muzquiz. En teoría, el software libre proporciona soluciones estándar y económicamente eficientes. Pero esto no siempre es así. “Uno debe tener la disciplina para saber dónde está el límite de un desarrollo a medida porque, si no, acabará creando un monstruo imposible de gestionar y de mantener”, recomienda el ejecutivo de Entel.

Compatibilidad

Después, está el problema de la compatibilidad. En el lado de las infraestructuras, el código abierto está muy extendido, con lo que no suele suponer una dificultad. No ocurre lo mismo con las aplicaciones de ofimática. “La incompatibilidad de, por ejemplo, Word con otros programas similares provoca que, en muchas empresas, acaben teniendo las dos cosas”, destacan fuentes de Novell. Precisamente, Novell fue la primera compañía en firmar un acuerdo de interoperabilidad con Microsoft, hace ya tres años. En la actualidad, algunas estadísticas revelan que el índice de duplicidades con Office ronda el 90% de las firmas que cuentan con aplicaciones de software libre.

En otros frentes, como por ejemplo el de la facturación electrónica, el formato que se recomienda desde Hacienda está basado en tecnologías abiertas.

Al hablar de software libre en la empresa, cabe distinguir entre tres variables. En primer lugar, la Administración Pública, que en sus discursos ha apoyado siempre esta variante de la tecnología, ha estancado el número de proyectos. “El software libre es una preferencia, no algo obligado; se trata de cumplir lo mejor posible con las necesidades”, indican fuentes cercanas al Principado de Asturias, una de las comunidades que más fuerte ha apostado por las tecnologías no propietarias.

Más demanda

“Es la empresa privada la que está tirando ahora de las inversiones en proyectos informáticos”, afirma Ruiz Muzquiz. Desde la federación nacional de empresas de software libre, Asolif, se calcula que el aumento de la demanda fue del 14% en 2009.

Y, en tercer lugar, se encuentran las compañías nacidas al amparo de estas nuevas tecnologías. No faltan los casos de éxito. Google, Facebook, YouTube, Yahoo!... todas estas firmas basan sus servicios en sistemas de fuentes abiertas. En España, esto se puede aplicar a nombres como Tuenti, 11870.com o Idealista.com, entre otros. Internet es “la fórmula para llegar a los 24 millones de internautas españoles, de los que diez millones ya son compradores”, concluyen desde el grupo de software Solmicro.

Según un reciente estudio elaborado por Cenatic (Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las TIC basadas en fuentes abiertas), el software libre no hace sino escalar posiciones en España. “Ahora que ya existe la fórmula de pago por uso, por primera vez en mucho tiempo las pymes tienen la oportunidad de disponer de modelos tecnológicos que solo estaban disponibles para grandes empresas con muchos recursos”, defienden desde Softec Cloud IT.

Del mismo modo, según un informe de esta última empresa, el 61% de las pymes españolas ha considerado la posibilidad de externalizar (outsourcing) para reducir costes en el último año. Softec Cloud IT afirma que el outsourcing posibilita ahorros del 50% en las infraestructuras tecnológicas de las pequeñas y medianas compañías. Además, las empresas se libran del grueso de su infraestructura tecnológica y, por lo tanto, de muchos costes de mantenimiento y del riesgo –muy común– de que su inversión quede pronto obsoleta.

Posibilidades de negocio

Teniendo en cuenta que las pymes y los autónomos suponen el 94% del tejido empresarial en España, y ante un futuro próximo que incluye la subida en dos puntos porcentuales del IVA, las medidas de ahorro se hacen imprescindibles. Esta urgencia está impulsando, a su vez, algunos negocios dentro de la industria tecnológica, en áreas como la sanidad, la facturación electrónica, la gestión documental (optimización en la impresión y digitalización de documentos). Es el caso de firmas como Soler GDI, con su nueva plataforma para clínicas sanitarias de pequeño tamaño; ipsCA, en su negocio de facturas digitales, o Recycling System, especializada en el reciclado de cartuchos de tinta, entre otras muchas.

La externalización y el ‘cloud computing’ son otras posibilidades para ahorrar dinero Otras dos áreas que se espera despeguen a lo largo de los próximos años son la educación y la justicia.

Cinco pasos para modernizarse

- Los cambios empiezan por uno mismo. El primer paso consiste en perder el miedo a alterar la forma de trabajar de algunos empleados.

- Una vez superada esta rigidez, se deben analizar todas las métricas de la empresa y estudiar qué campos tienen posibilidades de mejora. Para conocer estas cifras, son útiles los programas de gestión general tipo ERP.

- La reorganización debe realizarse de forma rápida. Puede iniciarse por la implantación de pequeños procesos que se irán continuamente mejorando. Para esto, puede ser útil un software BPM.

- Además de la efectividad y la alineación con la estrategia corporativa, se deben analizar los ahorros de tiempos y costes en todo el proceso de la transformación (adquisición, implantación, integración, aprendizaje, etc.). Aquí entra en juego la profesionalidad de la consultora y del proveedor de soluciones TIC escogidos.

- Las entidades no son entes aislados. Es siempre necesaria la comunicación con los agentes externos (clientes, proveedores, etc.). En ocasiones, por costes o por preferencias de los clientes, será conveniente optar por una externalización de los servicios informáticos (outsourcing).

‘Madrid on Rails’

Esta iniciativa del Ayuntamiento de Madrid es pionera. Este centro promueve el uso de tecnologías abiertas en pymes para fomentar la mejora de la calidad de los servicios y la competitividad. Desde que se puso en marcha en junio de 2009, más de 200 pymes se han dado de alta como usuarias de las aplicaciones gratuitas para gestión de gastos, emisión de facturas o control de ventas. A cuarenta compañías se les está asesorando de forma directa y en un par de meses han conseguido ponerse al día en software libre. Este centro de innovación en Internet para pymes está localizado en Vicálvaro.

Un sector en crecimiento

Las firmas que desarrollan estas aplicaciones informáticas conforman el único sector pyme que avanza pese a la recesión. En 2009, estas compañías crecieron un 14%, según los datos de Asolif, la federación nacional de empresas de software libre. Este mercado engloba a 350.000 empresas con entre 5 y 7 empleados y una facturación media por compañía de 0,5 millones de euros. Sin embargo, las administraciones públicas españolas no tienen un discurso coherente a la hora de apoyar el sector del software libre, a pesar de que España es el segundo país productor de este tipo de soluciones.

Nuevos modelos de negocio

Más allá de la clásica distinción entre código abierto y software propietario, existen desde el estallido de la crisis nuevas modalidades de pago que reducen las barreras entre ambas posibilidades. Aquí entran en juego lo que se denomina Software as a service (software como servicio), que consiste, básicamente, en el pago por uso, y el llamado Cloud computing, por el que se entienden las aplicaciones que funcionan en red (por ejemplo, los servicios de correo electrónico tipo Gmail o Hotmail). En este segundo caso, la idea es librar a la pyme de los servidores y de buena parte de los gastos en informáticos y soporte

Fuente: Expansión





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=3534