Google Chrome OS: el fin de Gnome y KDE, y la llegada de la informática sostenible
Fecha Tuesday, 01 December a las 23:00:08
Tema Noticias Software Libre


Algunos han visto en la presentación de Google Chrome OS un escaparate promocional para anunciar prematuramente un producto casi trivial. Vaporware. Marketing a lo Microsoft. Personalmente, tengo la intuición de que Google Chrome OS va a significar una nueva etapa que reforzará mucho más el imperio de Google: recuérdese la webdependencia que marcará este nuevo ordenador sin disco duro que no admite aplicaciones de terceros y que será fabricado bajo la supervisión directa de Google. ¿Alguien recuerda un planteamiento tan ambicioso y radical, en la historia de Internet y hasta de toda la informática?

Google Chrome OS es Linux, pero no incorporará KDE ni Gnome. Comparto el punto de vista de Alcance Libre, expresado hace más de un año y que hoy vuelvo a encontrar en Free Software Magazine: KDE y Gnome han crecido siguiendo un modelo equivocado, el impuesto por Windows y Mac OS X, que exige un cada vez mayor consumo de recursos. Más procesador, más memoria, más gráfica.

Equivocado por dos razones: primera, porque el mundo camina hacia la sostenibilidad; segundo, porque es absurdo competir en un mercado que Windows monopoliza. Los hechos han dado la razón a la hipótesis anterior. El boom de los netbooks durante el año que acaba y el actual lanzamiento de Internet móvil han supuesto la explosión de Linux. Un Linux ligero adaptado a dispositivos y recursos reducidos: en un año en el escenario móvil ha crecido más que en una década de escritorio. Un Linux sin KDE ni Gnome.

Escritorios pesados para un planteamiento desarrollista, típico del capitalismo anterior a la crisis. Microsoft es uno de los iconos de este crecimiento ilimitado, una fantasía que se ha roto definitivamente con Vista y que se intenta prolongar de forma disfrazada con Windows 7.

El fracaso de Vista y el auge de Android son dos aspectos del mismo profundo cambio que estamos viviendo, al compás de una complicada transición hacia un mundo y una economía distintos. Cambio climático, sostenibilidad, agotamiento de recursos: todavía eslóganes de ONGs pero pronto prioridades de Gobiernos.

Google Chrome OS reforzará este tendencia que ha llegado a la informática a través del inesperado triunfo de los netbooks: bajo consumo de recursos, poco peso. Lo ligero (¿no vivimos ya en la época de lo light?) frente a lo pesado: en alimentación, pero también en informática. Y los dos grandes escritorios de GNU/Linux quedan fuera de esta perspectiva. Paradójicamente, su espectacular desarrollo (sobre todo en el caso de KDE: impresionante) será motivo de decadencia. Morir de éxito, se llama.

Google Chrome OS será el ordenador sostenible de una economía low cost. Reducción de precios, compartición de recursos: ¿por qué cargar nuestro dispositivo con programas que pueden ejecutarse en la nube? Aplicaciones compartidas de acuerdo a un modelo distribuido o descentralizado que BitTorrent ha hecho popular y que ahora mismo está (en otra versión bendecida por la industria, y este dato es especialmente significativo de cómo se van asumiendo los nuevos valores hasta ahora criminalizados) en servicios como Spotify.

Google no es sólo un proveedor más de software y servicios. Basta fijarse en la interfaz de su buscador, todavía fiel a un look franciscano, para adivinar su afinidad con eso que de forma difusa llamamos sostenibilidad.

Una vez leí que el cambio climático acabaría con la Humanidad si las empresas no descubrían antes que podía ser una industria rentable. Ahí están las energías renovables como negocio. Google se hará todavía más millonario vendiendo informática sostenible de bajo coste.

¿El peligro? Que Google engorde su minimalismo hasta monopolizar la nube

Fuente: http://despuesdegoogle.com





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=3017