Software libre para usar en mi casa
Fecha Sunday, 29 March a las 12:18:33
Tema Noticias Software Libre


Sacó Windows del disco duro de la computadora de la casa e instaló un sistema operativo gratuito, de códigos de programación abiertos al público y muy popular llamado Ubuntu. Solo temía que sus papás, menos diestros en esas cuestiones, no se adaptaran al cambio.

Bastaron un par de semanas para que Cris Montoya, de 23 años, estudiante de física en la Universidad de Costa Rica descartara ese temor y todo funcionara bien en la laptop que usa su familia. No hubo quejas. Eso fue hace año y medio con ayuda técnica de la Red Costarricense de Software Libre (RCSL), entidad sin fines de lucro que estimula el uso de tecnologías libres.

En el camino, Montoya aprendió que las aplicaciones libres son fáciles de usar, que por su naturaleza abierta los posibles contratiempos encuentran solución en medio de una comunidad organizada que comparte el conocimiento. Y claro, se ahorró dinero en licencias de software privativo, que ya no tiene que pagar. Por eso, el paso hacia el software libre, a nivel empresarial pero también doméstico, trae ventajas técnicas y económicas.

Incluso, entusiastas de este tipo de aplicaciones, como José Soro, han “revivido” computadoras viejas y de baja capacidad instalándoles sistemas operativos y aplicaciones libres, que consumen menos memoria que algunas versiones de Windows y tienen un rendimiento muy estable.

“Eran máquinas con apenas 256 megabytes de memoria RAM. Con Windows se pegaban y no funcionaban bien”, afirmó Soro.

En este sentido, Leonardo Arias, informático experto en estas aplicaciones, explica que hay sistemas operativos libres y gratuitos que necesitan muy baja memoria y permiten convertir una PC vieja en una máquina que por lo menos recorre Internet y sirve para redactar documentos. “Hay versiones, como Damn Small Linux, que son para eso: máquinas de hace 10 años en las que Windows jamás se podría instalar. Hasta podrían servir para escribir cartas o navegar en Internet. Claro, con programas más sencillos que Open Office y Firefox (versiones libres de Office e Internet Explorer, respectivamente)”, dijo Arias, quien funge como secretario de la RCSL.

Experimentando

No olvide que pasar al software libre implica aprender cosas nuevas y enfrentar cambios.

Por ejemplo, meses después de la instalación del sistema operativo, Cris Montoya aprendió que antes de comprar una impresora o cualquier otro hardware , hay que preguntar si es compatible con las aplicaciones libres.

La impresora Epson de Montoya no lo era, y fue imposible adaptar el sistema. Para lograrlo, necesitó que expertos como los de la Red Costarricense de Software Libre instalaran un emulador de Windows para “correr” esa impresora en su máquina con unos pasos más.

Por si le interesa el cambio, el 25 de abril se llevará a cabo, en un lugar no definido por el momento, el Festival Latinoamericano de Software Libre (Flisol), donde se harán demostraciones e instalaciones gratuitas de aplicaciones y sistemas operativos libres . Es recomendable que lleve su disco duro desfragmentado.

La vía libre

La Red Costarricense de Software Libre impulsa aplicaciones libres.

¿Libre? El software libre reúne varias libertades fundamentales para los usuarios: la de ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar los programas. Privativo: En aplicaciones privativas como las de Microsoft, esas libertades no se pueden ejercer si no media el pago por una licencia, de lo contrario surge el riesgo de enfrentar acciones legales.

Soporte: La Red ofrece instalaciones gratuitas y asistencia por medio de foros, listas de correos en Softwarelibrecr.com, y si es necesario, por vía telefónica con algún colaborador. Esta organización nació en el 2007.

El informático Leonardo Arias instaló Ubuntu en una laptop HP Pavilion modelo tx1000 para que EF probara el sistema operativo.

Simple. La instalación no requirió que se desintalara Windows Vista (si Ubuntu no lo satisface, puede eliminarlo después) y tardó alrededor de una hora. En el proceso fue necesario configurar la tarjeta gráfica y el controlador inalámbrico, de tipo privativo, para que funcionara con las aplicaciones libres.

Satisfactorio. En seis días continuos de uso, Ubuntu con Open Office y Firefox, el sistema mostró mucha más estabilidad y velocidad que Windows Vista. No hubo problemas de incompatibilidad de documentos ni pérdida de datos.

Fuente EF





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=2550