Los mismos usuarios de Linux, sus peores enemigos
Fecha Tuesday, 20 January a las 08:23:19
Tema GNU/LINUX


Quiero avisar antes de nada de que este artículo contiene cierta carga de opinión personal, a la que creo que tengo derecho tras 11 años usando GNU/Linux (en adelante, Linux, por abreviar), en muchas distribuciones diferentes como son Red Hat (viví el nacimiento de Fedora), Mandrake (viví el cambio de nombre a Mandriva), Ubuntu, Debian, Xandros y Knoppix. Este artículo trata de usuarios con los que no quiero tener trato y que lamento que usen el mismo sistema operativo que yo, que creo que hay que darles de comer aparte y que deberían cerrar sus bocazas para no perjudicar a los demás usuarios de Linux y a Linux mismo.

La frase del título la he leído en este artículo de Matt Asay en CNET que trata sobre las expectativas de venta de Apple (considerado por muchos un producto de lujo) en tiempos de recesión.

Linux desktop users remain their own worst enemies in far too many cases
Los usuarios de Linux son sus peores enemigos en muchísimos casos


Esta frase hace referencia al estrato de usuarios elitistas y dogmáticos, existentes en las comunidadades de usuarios de casi cualquier cosa, y por supuesto el Sistema Operativo Linux no es una excepción. Siempre he sostenido que hay un grupo de usuarios de Linux (da igual la distribución de la que se trate) que hacen de su manera de ver la informática una causa personal y llevan su preferencia por un sistema operativo hasta el absurdo y el agravio, constituyendo ellos mismos un atraso para este maravilloso sistema operativo. A estos señores habría que enseñarles lo que es difundir y compartir, y lo que es hacer el ridículo y ser un vulgar hooligan.

La última noticia al respecto la provocó una chica de Madison, que al recibir un portátil Dell con Ubuntu preinstalado, vio que no podía instalar un CD-ROM de acceso a Internet de Verizon y tampoco tenía Microsoft Word, por lo que parece un requisito indispensable en la metodología de trabajo del Madison Area Technical College (MATC), donde quería estudiar causaron al parecer que esta chica dejase la carrera durante un año.

Sin entrar a discutir en lo absurdo que es que una Facultad o Escuela Técnica ligue una metodología de trabajo a un vulgar procesador de textos, y sin entrar en que “Oh cielos, no tengo Windows” me parece una excusa muy pobre para tomarse un año sabático, lo que me horroriza es la reacción de un sector (espero, minoritario) de usuarios de Linux: el buzón de correo de la chica, su cuenta de Facebook, y varios servidores relacionados con el caso se llenaron de mensajes acosadores e incluso amenazas motivadas por “la mala publicidad que das a Ubuntu y a Linux con tu actitud“, que superaron con creces los intentos desinteresados de ayudar a esta mujer.

Me parece increíble que haya sucedido y me ofende la situación, ya que siempre he sido (y siempre seré) usuario y defensor de Linux, y espero llegar a ver el día en que las noticias nos regalen que Linux es una opción con la misma cuota de mercado que los otros dos sistemas, Windows y MacOS, entre el público general. A esta gente hay que darles de comer aparte. Creo que Linux no les necesita en absoluto, el resto de usuarios tampoco, y las noticias sólo les necesitan para que los demás sepamos en lo que no hay que caer. En vez de preocuparse por la interoperabilidad entre los distintos sistemas, estos, espero pocos, impresentables caen en actitudes de acoso y amenaza, propias de una mafia.

Fuente completa: este artículo en TGDaily, al que llegué desde esta noticia de CNET, que dejo para otra ocasión.

Fuente: Blog de Gabriel Viso





Este artículo proviene de Software Libre
http://www.somoslibres.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=2346