7 distribuciones de GNU/Linux para ahorrar espacio

GNU/LINUX

Una buena forma de aumentar el espacio disponible en nuestro ordenador, sin tener que recurrir a cambiar de disco duro es instalando un sistema operativo que pese poco. Tanto Windows como macOS normalmente pesan en torno a los 20 o 30 GB; no es mucho, pero hay otros sistemas operativos (concretamente, distribuciones de GNU/Linux) que pesan mucho menos, mucho menos.

De hecho, las distribuciones de Linux pesan tan poco que pueden ser perfectamente instaladas en un pendrive de 4 GB de memoria, e incluso sobraría espacio. No hablamos de Ubuntu, por ejemplo, que puede llegar a pesar más de 10 GB (aunque sigue siendo la mitad que Windows y macOS), sino de otras distribuciones más ligeras. Esto es lo que se conoce como Live CD (heredado de la época de cuando se usaban) o pendrives booteables.

Damn Small Linux (50 MB)

Damm Smaill Linux (DSL) ha sido diseñado para ejecutar programas en ordenadores antiguos, por lo que es ideal para ser ejecutado en máquinas con poco espacio o en las que no queremos que ocupe mucho espacio. Inicialmente se desarrolló como un experimento para ver cuánto software cabría en tan solo 50 MB de memoria, y finalmente acabó convirtiéndose en esta distribución. Requiere tan solo 12 MB de memoria RAM, aunque para que funcione de forma plena necesita de 128 MB.

SliTaz (80 MB)

SliTaz es tan diminuto que necesita menos memoria de almacenamiento que RAM, literalmente: solamente necesita 80 MB, mientras que necesita 192 MB de memoria RAM. De hecho, el sistema operativo se ejecuta en la memoria RAM, por lo que si lo tenemos instalado en un pendrive y lo retiramos, no pasará nada, pues el sistema estará volcado en la RAM. Igualmente, si lo tenemos en un CD, y cambiamos el CD por otro, podremos usarlo sin problema. Incluso podremos usar un solo CD con SliTaz para ejecutar el número de ordenadores que queramos, como si son 10.

Porteus (menos de 300 MB)

Porteus, además de ser ligera, tiene una estética que se aleja mucho de Linux, atrayendo a muchos más usuarios que normalmente no instalarían Linux solamente por eso. En este caso, pesa menos de 300 MB. Además, en vez de funcionar por paquetes (así funciona Linux) funciona por módulos que pueden activarse o desactivar fácilmente y sin tener los conocimientos técnicos necesarios para hacerlo a través de la típica descarga de paquetes.

Puppy Linux (512 MB)

Puppy Linux se puede instalar en cualquier unidad de almacenamiento booteable, sea un CD, un pendrive, una microSD o cualquier otra unidad de almacenamiento. Necesita solo 512 MB de memoria, aunque no los ocupará todos, además de solamente 128 MB de memoria RAM. Hay dos versiones: una basada en Ubuntu (la distro de Linux probablemente más conocida) y otra en Slackware, otra distribución de Linux.

ArchBang (700 MB)

Como su propio nombre puede sugerir, ArchBang está basado en Arch Linux, una de las distribuciones más conocidas, y además está inspirada en CrunchBang. Básicamente es Arch Linux pero más sencilla de usar (Arch Linux se caracteriza por tener una curva de aprendizaje muy compleja). Ni siquiera requiere de una configuración e instalación difícil.

Ocupa unos 700 MB de espacio en disco y requiere apenas 256 MB de memoria RAM.

Elive (700 MB)

Elive se autodenomina como rápida y bonita, además de intuitiva. Esta distribución de Linux requiere solamente 700 MB de almacenamiento en disco y 256 MB de RAM, aunque los requisitos mínimos son de 128 MB de memoria RAM.

wattOS (700 MB)

Esta distro también está basada en Ubuntu, como otra de las aquí presentadas. Se puede instalar desde cualquier medio y simplemente necesita 700 MB de almacenamiento, 192 MB de RAM y además es ideal para novatos en GNU/Linux.

Fuente: https://omicrono.elespanol.com

Tema Relacionado: GNU/LINUX