Linux en la empresa continua su avance

GNU/LINUX

Desde hace más de dos décadas, Linux ha jugado un papel decisivo en la transformación de las Tecnologías de la Información, que han entrado en una nueva era impulsada por tres vectores indiscutibles: Big Data, Cloud y Analytics. Quizá el mayor impacto que ha tenido Linux ha sido facilitar la innovación a partir de ecosistemas sólidos y abiertos.

Linux y la creciente comunidad open source están demostrando el valor de los modelos de negocio colaborativos. Ninguna compañía por sí sola es capaz de aprovechar la magnitud o diversidad del volumen de tecnologías innovadoras que se suceden en esta era móvil y digital. Gracias al compromiso con los códigos abiertos de grandes proveedores de tecnología y al hecho de contar con un ecosistema de partners en continua expansión, Linux se ha convertido en el sistema operativo de más rápido crecimiento del mundo y en un motor para la industria tecnológica.

Llegados a este punto, ni siquiera un sistema con tanto recorrido como el mainframe ha permanecido de espaldas a Linux. Durante más de 50 años el mainframe ha servido como piedra angular de la economía, ya que es protagonista de más de la mitad de las transacciones, debido a su fiabilidad y robustez. En la actualidad, la tecnología mainframe está presente en 92 de los 100 principales bancos del mundo y en 23 de las 25 aerolíneas más importantes. Desde su vinculación con el entorno mainframe hace 15 años, la demanda de Linux para estos sistemas no ha dejado de aumentar. La prueba es que un tercio de los mainframe corre sobre Linux.

Pero el mundo continúa evolucionando. La movilidad y la economía de las apps están cambiando no sólo los negocios, sino la sociedad en general, creando nuevas expectativas y demandas que deben ser tenidas en consideración. Esto se traduce en nuevas oportunidades para innovar y diferenciarse. Algunas de estas demandas son:

Una capacidad de respuesta cada vez más rápida. Acceso permanente desde cualquier ubicación y dispositivo, sin importar cuántos usuarios o transacciones concurran.

Garantizar una interacción segura, con personalización gracias a las tecnologías analíticas. Nuevos niveles de eficiencia y agilidad gracias a la capacidad de respuesta en cloud.

Está muy claro, necesitamos llevar Linux al siguiente nivel, donde dar soporte a todas las aplicaciones de negocio críticas necesarias para el futuro. Los nuevos servidores deben combinar la flexibilidad y agilidad del código abierto con la potencia de alto rendimiento de un entorno tecnológico empresarial. Esta nueva generación permitirá proteger los sistemas críticos mientras que funcionan bajo cualquier nivel de exigencia, ofreciendo a los clientes finales la seguridad que ellos esperan para sus datos y transacciones.

Por este motivo, es necesario que los fabricantes amplíen y refuercen su apuesta por la flexibilidad, permitiendo el desarrollo de aplicaciones con nuevos niveles de velocidad, escalabilidad y seguridad. Sabemos que la colaboración transversal con gobiernos, instituciones académicas y partners es clave para avanzar y así es como trabajamos, abriendo nuestros sistemas a la comunidad open source y participando en su innovación.

Los negocios hoy día exigen mayor libertad, trabajar libres de ataduras y no ponerse cotas en rendimiento ni en escalabilidad. El futuro es abierto y pertenece a los sistemas abiertos, flexibles, personalizados, orientados a Cloud y a Big Data y solo un ecosistema comprometido con Linux será capaz de trasladar todas estas ventajas al tejido empresarial y a los usuarios finales de cada producto o servicio.

Fuente: http://www.muycomputerpro.com/2016/01/31/linux-empresarial

Tema Relacionado: GNU/LINUX