Las mejores distribuciones GNU/Linux de 2015

GNU/LINUX

El año se termina y como es tradicional los últimos días los dedicaremos a repasar un poco lo vivido en el mundo de Linux y el software libre. Por partes. Comenzamos el sábado con el especial Linux Play: Los mejores juegos de 2015 y a falta de que aparezcan otros, por ejemplo el de los resultados de la encuesta que cerró anteayer, seguimos hoy con las mejores distribuciones GNU/Linux de 2015.

Ya sabéis que una cosa es poner en orden las distribuciones más populares de 2015 y otra muy distinta y mucho más complicada, destacar las que verdaderamente han marcado una diferencia. Es tan complicado, de hecho, que hacerlo de manera rigurosa se convierte en misión imposible: ¿una distribución es mejor que otra en base a qué? ¿Gustos personales? ¿Necesidades específicas? Por no mencionar que el amplio abanico disponible inclusive sin salir de círculo más conocido, es impracticable para el común de los mortales.

Sin embargo llevamos todo el año anunciando lanzamientos, saltando de flor en flor para que no se nos pase nada interesante y aunque no lo parezca porque no nos prodigamos con artículos tipo análisis, aguantamos en cada una lo suficiente como para formar opinión sólida. Como veis hablo en plural, en nombre de MuyLinux, y es que sois muchos quienes a lo largo del tiempo preguntáis “a MuyLinux” cuál es la mejor distribución y cosas por el estilo. Pues bien, si os tuviéramos que recomendar una distro este 2015, lo tendríamos muy difícil.

Por eso mismo os recomendamos tres, las mejores distribuciones de 2015 para PC, siempre con el usuario corriente y moliente, pero exigente, como foco de atención. Seguro que lo comprendéis, porque hay muchos de vosotros que no necesitáis recomendación alguna, mientras que lo hay que nos la piden. Ahí va.

Linux Mint 17

Ninguna sorpresa. Si ya en agosto os adelantábamos que Linux Mint Cinnamon es lo mejor de 2015, el dictamen se mantiene invariable… con matices, pues si no este artículo sería para ella sola. Cabe señalar que Linux Mint 17 se lanzó en mayo de 2014, pero no fue hasta el cambio de chip en el desarrollo que este proyecto se volvió tan sugerente: basada en la última LTS de Ubuntu, con escritorio y herramientas actualizadas y con su propio arte para ofrecer una solución útil desde el primer momento.

En el anterior enlace se explica todo con más detalle, así que no lo repetiremos. No obstante, si hay un sistema Linux actual que pueda disfrutar por igual el más novato y el más experto, es Linux Mint. Finalmente la distro está a la altura de su popularidad y para comprobarlo Linux Mint 17.3 en sabores Cinnamon y MATE, aunque el virtuosismo lo atesora el primero, gracias a un entorno de escritorio clásico, a la vez que moderno y avanzado.

Debian 8

Y qué decir de Debian 8 con nombre en clave ‘Jessie’. Su presencia en una entrada como esta era elemental por varios motivos: es una de las comunidades de software libre más grandes del mundo, lanzan versión mayor cada dos de años reconocida por la calidad, estabilidad y soporte… Además, trajo novedades de calado, véase systemd.

Es difícil que una versión de Debian falle, o, expresado en otros términos, para que Debian se mantenga en el podio le sobra con ser fiel a sí misma. Aun así, como comentario personal aplicable a las dos anteriores, Debian 8 es su mejor lanzamiento hasta la fecha y no solo eso: la sensación tras usarla desde el principio ha mejorado en bastante con respecto a Wheezy. Su última versión de mantenimiento es Debian 8.2.

openSUSE Leap

No fue casualidad que la entrada que ensalzaba a Linux Mint terminase con un “solo aspira a hacerle sombra openSUSE Leap“. La distro del camaleón acometía su mayor renovación hasta la fecha, con muy buenos augurios a la par que incógnitas: soporte extendido y base de roca en SUSE Linux Enterprise, cambiando así las tornas por las que se supone que el proyecto comunitario sirve para construir el corporativo y no al revés; y software actualizado mantenido por los desarrolladores.

Tal vez suene exagerado, pero para muchos de los seguidores del Geeko openSUSE Leap ha sido un sueño hecho realidad, por lo dicho, porque no ha quedado solo en palabras (llevo usándolo como sistema principal desde que salió y doy fe: sin ser perfecto, es el mejor lanzamiento de la historia de openSUSE; le debo un artículo) y porque está complementado por Tumbleweed. Aquí la guía de instalación y configuración paso a paso de openSUSE Leap 42.1.

Linux Mint 17, Debian 8 y openSUSE Leap 42.1, sin ningún orden en particular, son lo más granado del año, que no lo único. Otros lanzamientos realmente interesantes se han ido sucediendo y por mencionar alguno, ahí está Chakra, que revive de manera inesperada y junto con openSUSE Leap se abandera como las distribuciones con el Plasma más estable que se puede probar; elementary OS, actualizada hace unas semanas y de la que también os ofrecimos una guía de inicio; Bodhi Linux, otra más de regreso al campo de batalla y con ese estilo tan inconfundible que la caracteriza; a pesar de lo especializado, Kali Linux, que emprende la senda del rolling release; Mageia, a la que quizás le mate la magia un exceso de discreción que no le hace justicia; Manjaro, que va madurando que da gusto…

Lo cierto es que en 2015 GNU/Linux ha estado a la altura de las circunstancias y para 2016 no cabe esperar nada peor. Vamos bien.

Fuente: http://www.muylinux.com/2015/12/29/mejores-distribuciones-gnulinux-2015

Tema Relacionado: GNU/LINUX