Guía de Steam para usuarios de Linux

GNU/LINUX

Algo cambió para siempre en Linux cuando hace algo más de dos años Valve decidió lanzar para él una versión propia de su popular plataforma de juegos Steam, gracias a la cual sus usuarios cuentan hoy con más de 1.200 títulos entre los que encontramos desde clásicos como Counter Strike o Half Life hasta auténticos triple A como The Witcher 2 o los últimos Civilization.

Por eso, aunque la apuesta de Valve es a largo plazo y todavía no se ha conseguido que las API gráficas tengan en cuenta Linux desde el principio, Steam ya es imprescindible para todos los usuarios de Linux, y escribimos este artículo con el ánimo de que todos los que estén pensando en darle oportunidad al pingüino sepan todo lo que necesitan saber sobre su funcionamiento.

¿Qué distribución elegir?

El primer paso a la hora de apostar por GNU/Linux, y en ocasiones el más complicado por la cantidad de ellas que hay, es el de elegir una distribución. En este aspecto, a primera vista la decisión más sencilla para no complicarse la vida podría ser la de utilizar Ubuntu o cualquier distribución derivada, pues es la única que tiene soporte oficial por parte de Valve.

Aunque a estas alturas de la película el soporte oficial no es suficiente para frenar a la comunidad, por lo que prácticamente todas las grandes distribuciones tienen Steam en sus repositoriosy con cualquiera de ellas podrás utilizarlo sin ningún problema. Además, según medios especializados como Phoronix incluso entre los diferentes entornos de escritorio las diferencias son mínimas.

Por lo tanto la decisión de qué distribución elegir no debería verse influida por la implementación de Steam, aunque sí que se tendrían que tener en cuenta otros aspectos como los conocimientos técnicos del usuario, la potencia del ordenador o la estabilidad que espera de ella. Pero esta ya es una historia para otro momento.

¿Merece la pena apostar por Steam OS?

Steam OS es una distribución basada en Debian que Valve está desarrollando para ser utilizada en las Steam Machines, su propio concepto de videoconsola a medio camino entre las consolas convencionales y los ordenadores de sobremesa. Es por eso que su interfaz está especialmente diseñada para ser utilizada en grandes pantallas sin demasiados problemas.

En esencia, Steam OS a día de hoy es poco más un Debian que ejecuta de manera automática Steam en el modo Big Picture, por lo que lo mismo nos daría instalarnos su beta que instalar la plataforma de Valve en cualquier equipo sea cual sea la distribución que hay en él y ejecutarlo en esa modalidad para pantallas de gran tamaño.

Es verdad que en un futuro, cuando esta distribución vaya ganando fuerza cabe la posibilidad de que sea la primera en recibir las últimas versiones de los controladores de tarjetas gráficas o el propio cliente de Steam, por lo que entonces sí que podría ser una alternativa a tener en cuenta, pero hoy por hoy ese futuro parece aun lejano.

Además, también habría que esperar a ver qué es lo que quiere hacer Valve con su distribucióny hasta qué punto el "modo escritorio" tiene importancia en ella. Y es que si en ese aspecto no es capaz de medirse a los Ubuntu, Fedora o Arch Linux de turno muy posiblemente se convertirá en una distro que, por lo menos en los equipos de sobremesa, estará destinada a ser aparcada en una partición, y entonces ya dará igual si ejecutar Steam OS o Windows para jugar.

¿Cómo instalar Steam?

Quizá este sea el aspecto que más complicado pueda resultarle a más de un usuario. La mayoría de grandes distribuciones ya deberían tener Steam implementado en sus repositorios, lo que quiere decir que con sólo abrir sus respectivas tiendas de aplicaciones podríamos buscarlo e instalarlo, pero en el caso de que no sea así tocará pelearse con la terminal.

Stean en Ubuntu

Instalar Steam en Ubuntu y distribuciones derivadas como elementary OS o Linux Mint es lo más sencillo del mundo, no sólo porque lo podemos encontrar en los repositorios sino porque desde la propia web de Steam se puede descargar un instalador oficial que es prácticamente igual de sencillo de utilizar que el de Windows.

Steam en Debian

Aunque parezca mentira al estar basado en ella, instalar Steam en Debian requiere algún paso más, ya que aunque su instalador es compatible con la distribución, para utilizar el cliente en ordenadores de 64 bits habrá que instalar las librerías de 32 bits con estos comandos en la terminal:

pkg --add-architecture i386 apt-get update apt-get install libgl1-mesa-dri:i386 libgl1-mesa-glx:i386 libc6:i386

Steam en Arch Linux

Lo mismo pasa cuando instalamos Steam en Arch Linux, si no lo hemos hecho antes y tenemos equipos de 64 bits necesitaremos instalar las librerías de 32 bits. Pero tranquilos, porque es más sencillo de lo que parece. Primero tenemos que instalar Steam:

sudo pacman -S steam

Después tenemos que asegurarnos de que el multilib está habilitado en en /etc/pacman.conf, por lo que en el archivo en /etc/pacman.conf tendremos que tener escrita la siguiente línea:

[multilib] Include = /etc/pacman.d/mirrorlist

Entonces, a continuación lo único que tendremos que hacer es instalar las librerías:

sudo pacman -S lib32-nvidia-utils lib32-alsa-plugins lib32-flashplugin lib32-mesa

Steam en OpenSUSE

La manera más sencilla de instalar Steam en OpenSUSE es buscar los paquetes para las diferentes versiones en la web de software.opensuse.org y darle en ellos a la opción de 1 Click Install para que sea la distribución de la que se encargue del resto, incluido el instalar las librerías de 32 bits.

Steam en Fedora

Para instalar Steam en Fedora 22 volveremos a necesitar tirar de terminal y escribir unos cuantos comandos, nada demasiado difícil os lo prometemos. Lo primero que hay que hacer es ocuparse de los repositorios y escribir el siguiente comando:

sudo vim /etc/yum.repos.d/steam.repo

A continuación habrá que insertar el siguiente código:

[steam] name=Steam RPM packages (and dependencies) for Fedora baseurl=http://spot.fedorapeople.org/steam/fedora-$releasever/ enabled=1 skip_if_unavailable=1 gpgcheck=0

Y por último ya sólo tenemos que completar la instalación:

sudo dnf install steam

Ya sólo nos queda dejarnos la paga en juegos

Una vez instalado Steam ya sólo nos falta una cosa: los juegos. Como hemos dicho, ya hay más de 1.200 títulos compatibles con GNU/Linux, y para acceder a ellos sólo tendremos que entrar a su catálogo oficial. Además, si tenemos alma aventurera también podremos buscar los juegos con acceso anticipado, que son los que aun están en desarrollo y nos ofrecen poder jugar como betatesters.

Los videojuegos son caros, y si no nos andamos con cuidado nuestra tarjeta puede entrar en números rojos en menos que canta un gallo. Por eso es recomendable armarse de paciencia y esperar a las populares rebajas de Steam, o si lo preferimos echarle una ojeada a los packs de juegos que ofrecen de vez en cuando páginas como Humble Bundle o Bundle Stars.

Pero a nadie le gusta esperar, y afortunadamente para los más impacientes existen páginas que se dedican a rastrear la red en busca de ofertas. Webs como SteamDB tienen secciones en las que muestran todas las ofertas de Steam, mientras que otras como CheapShark o IsThereAnyDealbuscan no sólo en el catálogo de Valve, sino en las múltiples tiendas online y páginas de bundles de la red.

Lo más importante en estos casos es que tengáis muy en cuenta que no todos los juegos que se ofertan son compatibles con Linux, por lo que si os queréis ahorrar disgustos lo mejor que podéis hacer es comprobar si el juego que vais a comprar es compatible o no. Normalmente esto suele estar bastante claro y las páginas avisan de para qué plataformas está disponible el juego, pero si tenéis dudas no está de más que le echéis una ojeada al catálogo de Steam para comprobarlo.

Fuente: http://www.genbeta.com/linux/guia-de-steam-para-usuarios-de-linux

Tema Relacionado: GNU/LINUX