Grandes cambios en Linux 4.0

GNU/LINUX

Los linuxlistas aguardan expectantes, los rostros iluminados en la cuenta regresiva hacia la versión 4.0 del kernel de Linux. Dos significativas mejoras promete esta renovación: la posibilidad de actualización del núcleo sin que haga falta reiniciar cada vez el sistema; y una memoria agilizada gracias a innovaciones en el código.

Linus Torvalds ha querido simplificar algunas cosas, especialmente, evitar que la versión 3.0 se sumerja en una complicación de dígitos, como ocurrió con la versión anterior, la 2.0. La encuesta que lanzó en su perfil de Google+ ya es famosa y, respetuoso de los resultados -donde vence la versión 4.0 sobre la 3.20- puso manos a la obra.

El cambio que mejora: qué se espera de Linux 4.0

Pocos arriesgan acerca de la cualidad de los cambios en Linux, sin embargo, desde las indagaciones de Phoronix se anticipan ventajas en el uso de las tarjetas gráficas AMD Radeon, en tanto un perfeccionamiento en el soporte del RC (Release Candidate), así como para el DisplayPort, en su soporte de sonido. También se verán gratificados, como es de esperar, los usuarios de Nvidia y de Intel, gracias a una optimización de sus drivers.

La votada versión del núcleo dará ventajas en el uso de los procesadores nuevos de los z13 de IBM, así como en los Quark de Intel. Asimismo, otras plataformas que el kernel de Linux 4.0 revisará para darles mayor movilidad y funcionamiento son las AMR, especialmente en Mediatek MT8173, Freescale LS2085a y Samsung Exynos 7.

Linux 4.0 facilitará además, según las especulaciones de los expertos, el bootloader para PlayStation 3, en tanto se incorporarían nuevos dispositivos Logitech y mejoras en controladores de sonido y en drivers de entrada. Por último, las mejoras alcanzarían a su vez el soporte para los portátiles Toshiba.

Linux 4.0: la esperanza de los servidores

La comunidad de seguidores de Linux se mostró sorprendida con el proceder, un tanto impulsivo, de Torvalds, agregando su encuesta a la lista de anécdotas más significativas en la historia del software libre.

La simplicidad de la nueva versión del kernel de Linux se puede resumir, básicamente, en que ya no será preciso reiniciar todo el sistema con la aparición de un nuevo núcleo. Esta cualidad ha puesto muy felices a los administradores de servidores, que hasta el momento se ven en la necesidad de “parchear” el kernel en cada actualización, provocando demoras en los servicios de internet.

Tema Relacionado: GNU/LINUX