RedHat pretende estandarizar definitivamente Linux

REDHAT

Red Hat ha desarrollado una versión del sistema operativo Linux que puede usarse para evaluar chips y hardware asociado en base a la arquitectura ARMv8-A de 64 bits para servidores con la intención de estandarizar ese mercado. En base al Red Hat Enterprise Linux (RHEL), la distribución Linux es parte de un programa de socios que Red Hat lanzó el miércoles para los potenciales proveedores de hardware ARM.

“No lo llamamos RHEL, sino que es un sistema operativo funcional aunque no soportado para que los socios lo usen en sus actividades de desarrollo”, sostuvo Mark Coggin, director de marketing de productos de plataforma de Red Hat.

La compañía diseñó el programa para que los fabricantes de hardware se establezcan en una implementación estándar de la especificación ARMv8-A. ARM no produce sus propios procesadores, sino que en cambio licencia sus diseños a los fabricantes de chips.

Una implementación estándar significaría que los clientes podrían comprar servidores ARMv8-A de cualquier fabricante, sabiendo que sus sistemas operativos y software ARM de 64 bits funcionarán sin importar quién creó el chip, sostuvo Coggin. Red Hat quiere que Linux ARM no pase por el mismo destino que el sistema operativo Unix de AT&T, que se fragmentó en varias versiones diferentes e incompatibles.

“Vemos la importancia de involucrarnos tempranamente y asegurar que no terminemos con un enfoque fragmentado, en donde si quieres correr una implementación de AMD de ARM, necesitará una versión de Linux, y si quieres una implementación de Broadcom de ARM, necesitarás otra versión”, indicó Coggin.

Una parte del trabajo de estandarizar ARM para servidores ha sido realizado a través de un consorcio que se inició este año, llamada la especificación Server Base System Architecture (SBSA), así como a través del trabajo que realiza Linaro Enterprise Group. La distribución -aún sin nombre- ARM de Red Hat usa especificaciones de ambos grupos.

Red Hat espera influir no solo en las compañías que fabrican los chips sino también en los proveedores de hardware, OEM (original equipment manufacturers) y ODM (original design manufacturers).

Hasta el momento, los fabricantes como Advanced Micro Devices, American Megatrends, AppliedMicro, Broadcom, Cavium, Dell y Hewlett-Packard han prometido soporte a los esfuerzos de estandarización de Red Hat.

“Si ARM va a ser un competidor viable en el campo de los servidores, los proveedores de hardware tienen que entender qué es posible correr en este tipo de servidores. Los clientes y usuarios demandan esto a los fabricantes en la actualidad en el mundo x86”, sostuvo Yan Fisher, technical product marketing manager de Red Hat.

A través del programa, Red Hat va a aprender más acerca de lo que necesitan los fabricantes de una distribución Linux empresarial para el ARM de 64 bits, sostuvo Coggin. El sistema operativo podría algún día convertirse en la base de una versión ARM de RHEL.

Solo un puñado de procesadores ARMv8-A y hardware asociado se encuentran actualmente disponibles, mayormente como previews iniciales para desarrolladores o empaquetadas en sistemas propietarios.

Los procesadores AMD Opteron A1100-Series ARM, diseñados específicamente para servidores fueron lanzados el miércoles para desarrolladores. AMD también ofrece el ARM Cortex-A57 ARMv8 que fue diseñado para arquitecturas system on a chip.

Fuente: cioal.com

Tema Relacionado: REDHAT