Ubuntu Gnome 13.10

Linux Ubuntu

En el mundo de las distribuciones de Linux pocos nombres son tan conocidos y tienen tanto peso como Ubuntu. Para muchos que se inician en la comunidad del software libre, a veces Ubuntu es sinónimo de Linux, gústele a quien le guste, la distribución de Canonical es la más conocida y popular en medio mundo.

Pero, gracias a los modelos de desarrollo abierto, Ubuntu nunca ha sido un ente único, sino que es como la célula madre de un sin fin de sabores y derivados que se adaptan las necesidades y gustos de diferentes usuarios. Es por ello que tenemos Lubuntu, Xubuntu, Kubuntu, Ubuntu Studio, Ubuntu Kailin, y el protagonista de esta reseña: Ubuntu Gnome.

La versión principal de Ubuntu abandonó ya hace un buen tiempo a Gnome como su entorno de escritorio, optando por su propia marca: Unity. Unity tiene sus seguidores y sus detractores, pero si algo se sintió bastante desde ese cambio, y aún se siente, es el descontento que genera Unity en muchos usuarios veteranos de Ubuntu, lo que ha hecho que muchos opten por otras distribuciones, o por el mismo Ubuntu en un sabor diferente.

El proyecto Gnome es otro que ha vivido muchos cambios en los últimos años, Gnome 3 es un entorno completamente diferente a lo que era Gnome 2, que por tantos años fue de lo más usado al rededor de múltiples distribuciones. Aunque tomó algún tiempo que esto pasara, un proyecto que uniera el nuevo Gnome con el tan querido Ubuntu, terminó llegando hace apenas un año. Ubuntu Gnome 12.10 fue el primer intento de una nueva distribución con el nombre de Ubuntu, pero que vestía Gnome 3, en un principio no llegaba como un sabor oficial, pero actualmente ya entra dentro de la lista de "Ubuntus" aprobados y estables que podemos descargar.

Aunque la versión original de Ubuntu Gnome 13.10 incluye por defecto Gnome 3.8, para esta reseña instalamos una versión más reciente de Gnome, la 3.10, por la sencilla razón de que introduce muchos cambios y mejoras, en cuanto a interfaz y aplicaciones. Si bien la experiencia con Gnome 3.8 puede calificarse de más estable, es mi opinión que con la 3.10 obtienes un sistema más moderno y mejorado.

Gnome 3.10 es una maravilla, eso si, no es una pluma de ligero y consume una buena cantidad de recursos, aunque hasta la fecha, al menos en mi hardware sigue funcionando mucho más fluido y rápido de Unity. 3GB de RAM son más que suficientes para abrir una decena de aplicaciones y trabajar en tranquilidad. Incluso con un montón de pestañas de la bestia traga recursos que es Chrome.

Esta vez se incluye por defecto la herramienta de ajustes de Gnome, conocida como "Gnome Tweak Tool", lo que te permite manejar los temas, iconos y las extensiones de manera muy sencilla. Lastimosamente, a el gestor de las extensiones le cuesta guardar tus preferencias y 9 de cada 10 veces que reincié el sistema mis cambios no se guardaron y tuve que activar cada extensión una por una, otra vez. Aunque las extensiones son cosas sin las que puedes vivir en paz, tenerlas le dan un toque extra valiosísimo a todo el sistema y su uso.

La interfaz va a lucir bastante diferente si en lugar de usarlo como viene, instalas Gnome 3.10. Esta nueva versión del entorno es mucho más bonita, mucho más minimalista, y utiliza un nuevo diseño para las ventanas. Gnome 3.10 luce sobrio, y elegante. Si has usado elementary OS te sentirás cómodo con el nuevo estilo, mucho más simplificado.

Gnome 3.10 también incluye una serie de nuevas aplicaciones propias bastante interesantes, como el reproductor de música, la aplicación de contactos, los mapas, el clima, y un gestor de documentos en la nube. Hay un par más, pero estás son las que llamaron mi atención. Desde hace un buen rato puedes agregar varias cuentas en linea a tu perfil de Gnome para integrar servicios como Gmail, Facebook, Twitter, Flickr y el correo de Microsoft a Ubuntu. También podemos añadir servicios de almacenamiento en la nube como OwnCloud o Google Drive para ser gestionados con la aplicación documentos.

El reproductor de música de Gnome es sumamente minimalista, y aunque aún le falta mucho por recorrer para ponerse a la altura de otros como Rhythmbox por ejemplo, es un gran comienzo. La aplicación de contactos es sencilla, e importa perfectamente la información de tus cuentas en linea. La aplicación de Mapas es rápida como una bala, y me gustó mucho. La aplicación del clima está muy bien diseñada, permite añadir varias ciudades y es un bonito extra.

El resto del software instalado no es nada novedoso, los sospechosos habituales en Ubuntu: Firefox, Rhythmbox, LibreOffice, etc. Por otro lado el centro de software de Ubuntu que siempre ha tenido fama de lento y tosco, por alguna misteriosa razón se comporta muy bien en Ubuntu Gnome 13.10, creo que es la distro en la que mejor respuesta ha tenido de todas las que he usado.

Fuente: http://bitelia.com/

Tema Relacionado: Linux Ubuntu