Venezuela: Software libre para la soberanía tecnológica

Noticias Software Libre

Los equipos de profesionales venezolanos que se encargan de elaborar el software libre criollo llamado Canaima, trabajan en el Centro Nacional de Tecnologías de Información (CNTI), organismo adscrito al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, ubicado en el antiguo Edificio de Fondo Común, avenida Urdaneta, frente a la Fundación Infantil Niño Simón.

Quien dirige esta iniciativa es el jefe de Operaciones del CNTI, Carlos Parra, en cuya oficina se desarrolla el núcleo del Proyecto Canaima, como sistema de operación básica.

“Nos encargamos de hacer el sistema operativo que es el sistema de operación base que va instalado en las computadoras portátiles que conforman el proyecto Canaima Educativo destinado a las niñas y niños de las escuelas públicas”, explicó Parra.

Este sistema operacional Canaima surgió como propuesta ante el sabotaje petrolero del año 2002.

“En diciembre de 2002 cuando sucedió el paro petrolero, muchos trabajadores de nuestra principal industria petrolera Pdvsa abandonaron sus puestos de trabajo. La plataforma tecnológica privada era manejada por la transnacional Intesa que pertenecía a otra empresa estadounidense”, rememora Parra.

En ese entonces, el Gobierno Bolivariano no tenía el control informático sobre Pdvsa y los directivos de la empresa que militaban en los partidos de oposición sabotearon el cerebro tecnológico de la estatal petrolera debido a que los sistemas informáticos eran “software privativos manejados por Intesa, integrada por otras personas y con otros intereses”, acota Parra.

Después de dos años, el Gobierno Bolivariano dictó en diciembre del año 2004, el decreto presidencial número 3.390 publicado en la Gaceta Oficial N° 38.095 que en su artículo 1 dispone que todos los entes y órganos de la Administración Pública Nacional deben utilizar en su sistema y servicios informáticos software libre.

“El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, entendiendo la vulnerabilidad que significaba para el Estado venezolano, el hecho de tener sistemas operacionales que no podíamos controlar emitió dicho decreto”, dice Parra.

En ese mismo decreto responsabilizaron al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación para que desarrollara un sistema operativo público basándose en el software libre, el cual se fundamenta en que el conocimiento es libre.

“El sistema operacional se puede utilizar, modificar, copiar y redistribuirlo sin pagar regalías a nadie. Si lo vendes estás privando a los pobres que lo obtengan. Mientras que la licencia de los sistemas privativos establecen que debes pagar por el producto”, dijo al comparar las cualidades de los dos sistemas.

Fuente: Agencias

Tema Relacionado: Noticias Software Libre