Samsung presentará Tizen basado en Linux para el 2013

Tecnologias de Información

Android y Windows Phone serán las prioridades de la surcoreana Samsung en lo que queda de año. Así se desprende a partir de lo que hemos conocido a través del medio ruso Habrahabr, donde aseguran que la compañía asiática habría programado un calendario de lanzamientos que contempla el lanzamiento del primer teléfono basado en Tizen en febrero de 2013, quizás en la antesala del Mobile World Congress del año que viene.

Tizen es, ya lo sabrás, el sistema operativo que vendrá a tomar el relevo de Bada OS. Con esto, nos toparíamos con una revisión completa de la plataforma nativa de la casa, que ya no contaría con el apoyo de otras firmas como era el caso del entorno de la familia Samsung Wave. Sí que estaría respaldado por la norteamericana Intel, sin embargo. Al igual que Bada OS, Tizen estará basado en Linux, en un nuevo intento por seducir a la comunidad de desarrolladores que, en estos momentos está más centrada en trabajar en iOS, Android y Windows Phone.

Así, en febrero del año que viene se cerraría un culebrón que ha pasado por múltiples retrasos y volantazos, hasta llegar incluso a plantearse la posible simultaneidad en el mercado de terminales Bada y Tizen. Pese a todo, parece que la nueva plataforma se entenderá como una evolución de la anterior, ante lo que cabría pensar que los propios integrantes de la familia Wave pasarían a usar ese sistema, aunque no es algo que todavía esté claro. Lo que sí que empieza a conocerse es cómo será el primer teléfono Tizen, según sostiene el bloguero ruso Eldar Murtazin.

Para empezar, parece que se trataría de un teléfono que, en líneas generales, se parecería al que hasta ahora es el último smartphone presentado por la surcoreana, el Samsung Galaxy S DUOS, aunque con unas prestaciones algo mejoradas. El diseño seguiría, de nuevo, lo visto en el Samsung Galaxy S3, aunque con la pantalla de cuatro pulgadas y montada sobre panel Super AMOLED. Eso sí: la cámara de fotos sería más potente que la que instala el citado terminal compatible con el sistema Dual SIM. En total, el sensor del misterioso móvil con Tizen desarrollaría, supuestamente, una resolución de ocho megapíxeles.

Por otro lado, este misterioso terminal apostaría por instalar un chip NFC que lo hiciese compatible con el sistema de comunicación por proximidad que ya se prodiga en presencia en no pocos dispositivos de la actual generación. Además, se habría sabido que llevaría una batería de 1.550 miliamperios —la del Samsung Galaxy S DUOS es de 1.500 miliamperios—. Ya se han publicado en varias ocasiones ejemplos de la interfaz gráfica de Tizen, aunque se desconoce si, en el momento de su lanzamiento oficial, pasará a tener una interfaz gráfica más próxima a la capa que instalan actualmente los móviles Android y Bada OS, es decir, TouchWiz. Una vez que el primer terminal de esta familia llegue a las tiendas, será interesante comprobar cómo la firma surcoreana le hace hueco dentro de su oferta de teléfonos.

Fuente: TuxExperto

Tema Relacionado: Tecnologias de Información