El triste final de Linex en Extremadura España

Noticias Software Libre

Un caso de éxito se nos fue, al parecer ya es definitivo, los políticos mataron a Linex luego de 9 años de desarrollo pero sus ordenadores usarán software libre.

El último día del año es también el último de trabajo de los encargados del desarrollo de Linex, la versión extremeña de GNU/Linux. La Junta de Extremadura va a transferir su mantenimiento a una fundación estatal. La crisis económica está haciendo insostenible lo que en su día puso en el mapamundi tecnológico a Extremadura. Sin embargo, el Gobierno seguirá apostando por el código abierto: piensan migrar todos los ordenadores de la Administración de Windows a otra distribución libre. Dejan morir a Linex para que el software libre siga adelante.

La decana de las distribuciones autonómicas GNU/Linux, LinEx, dejará de ser desde hoy mismo un proyecto auspiciado por la Junta de Extremadura. Los contratos de los trabajadores vinculados al organismo que desarrolla LinEX, Cesje (Centro de Excelencia de Software José de Espronceda), finalizan hoy y no van a ser renovados. La distribución pasará a depender de la fundación Cenatic (Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación).

La decisión del Gobierno Extremeño se fundamenta en la insostenibilidad del proyecto y la necesidad de ahorrar aún más por la crisis económica. También por abandonar el “localismo” en favor de otras distribuciones con gran implantación como Debian, que parece ser la elegida para sustituir a LinEx en la administración de la Comunidad Autónoma.

Casi diez años después, los niños extremeños estudian con más de 70.000 ordenadores que funcionan con Linex. Los 15.000 equipos de la sanidad pública también son libres, según datos suministrados por la Junta. Se ha creado asimismo un ecosistema de empresas alrededor de esta distribución. Sin embargo, los servidores siguen funcionando con software propietario y apenas el 1% de los puestos de la Administración general autonómica funciona con código abierto. Linex se ha estancado.

"Linex no se creó para el mundo, era un proyecto muy concreto", recuerda Francisco Huertas, responsable de promoción del Cesje hasta hoy y creador del proyecto Linex, junto al profesor Jesús Rubio. "Fue creciendo y sirvió para que Extremadura fuese conocida fuera de nuestras fronteras por su tecnología", rememora. Reconoce que temió que el cambio político tras las pasadas elecciones autonómicas dejara de lado las tecnologías abiertas, "pero han calado tan hondo que en Extremadura no se entiende la informática sin el software libre", añade.

En efecto, puede que el nuevo Gobierno del PP deje de lado Linex, pero no el software libre. Los planes de la Junta son migrar todos los ordenadores de la Administración autonómica, unos 40.000, a una distribución abierta, en concreto Debian. En el estado "en que hoy día se encuentran tanto la tecnología en general como el software libre en particular, Linex ya no aporta nada frente a distribuciones soportadas por la comunidad, como Debian o Fedora, u otras detrás de las cuales se encuentran empresas, como Ubuntu o Suse. Y ni unas ni otras cuestan un euro al bolsillo de los extremeños", sostiene Cayetano. "El software libre no se limita a Linex", añade.

LinEx no desaparece técnicamente, pero es muy probable que pase al museo de los recuerdos y en un plazo no muy lejano forme parte de la historia.

Gracias Linex por todo y Que en Paz descansen los Políticos que no aportaron nada.

Fuente: Publico.es, Genbeta

Tema Relacionado: Noticias Software Libre