Linus Torvalds opina ¿Por qué GNU/Linux no triunfa en el escritorio?

GNU/LINUX

La pregunta del millón, dirán algunos, sin encontrar una clara respuesta. Otros pensarán (con o sin espíritu constructivo) en los defectos de las distros GNU/Linux creadas para el escritorio. Por su parte, Linus Torvalds tiene una de las voces más autorizadas para opinar al respecto. ¿Qué piensa sobre ello? En resumen, que el mercado del escritorio es realmente complicado y, por otro lado, cada vez menos importante.

Le preguntan en Muktware acerca de la paradoja que representa el hecho de que GNU/Linux triunfe en todos los sectores de la informática pero que, por contra, no lo haga en el escritorio.

Creo que la razón principal es que el escritorio es el mercado más difícil para entrar. En parte, se debe a razones técnicas. El escritorio es diferente de todos los demás mercados en que puedes realizar muchas cosas diferentes.

Cuando dice eso de “cosas diferentes” se refiere a la versatilidad que demanda un equipo destinado a labores de escritorio. Él, como desarrollador del kernel, es probablemente de las persona que más conoce las cuestiones que deben ser resueltas cada X tiempo debido, por ejemplo, a las salidas al mercado de nuevos dispositivos de hardware; dispositivos que deben “tener cabida” en el escritorio del home user.

Es difícil de dar soporte al escritorio porque es una área en la que un mismo hardware y un mismo sistema operativo deben dar soporte a montones de cosas.

¿Hay algún aspecto positivo al que podamos ‘agrarrarnos’ los entusiastas del pingüino? Torvalds sí lo cree.

Las buenas noticias, creo, es que, en cierto grado, el mercado del escritorio va a la baja (…) Hoy en día, mucha gente realiza su trabajo a través el navegador.

Cierto. Los que llevamos unos años en esto hemos observado el cambio que apunta Torvalds. Cada vez más tiempo con el navegador y el ratón, en detrimento de todo lo demás. No me malinterpretéis: hablo de “tendencia general”, no de casos o sectores específicos en los que todavía existe necesidad perentoria de aplicaciones ligadas al escritorio.

En otro orden, el gurú linuxero también menciona una idea sobre la que el que escribe estas letras no se había parado a reflexionar detenidamente: la necesaria (y hoy ya habitual) adquisición de diferentes dispositivos en función de las necesidades personales y la consecuente pérdida de importancia del PC en sus funciones de escritorio.

Usas una pieza de hardware para una cosa y si necesitas hacer algo más, debes de tener otro hardware (…) Esto no solía ser así porque querías tener sólo un PC, que era una gran inversión, para hacerlo todo. Las cosas han cambiado. Por lo que ese cambio significa que el escritorio tradicional, que lo hace todo, deviene menos relevante.

Pensemos… ¿Webcams para videoconferencias? Muchos móviles ya nos las permiten; ¿escuchar música? Con los reproductores mp3 nos bastamos; ¿ver películas? Con un servidor multimedia nos podemos arreglar; ¿descargas p2p? Un servidor de descargas sobre un viejo pc nos ayudará… En definitiva, las soluciones de las que disponemos, que nos alejan del escritorio, cada vez son mayores. Quizás GNU/Linux, con el tiempo, no tenga que preocuparse tanto por este problema, como dice Torvalds.

Fuente: LinuxZone

Tema Relacionado: GNU/LINUX