El Software Libre beneficia la calidad de las aplicaciones y la innovación abierta

Noticias Software Libre

El llamado Software Libre forma parte de las aplicaciones del mundo corporativo y muchas otras con fines sociales más de lo que muchos pueden pensar. La fundación que dirige Juan Manuel Lombardo es un vivo ejemplo de cómo el open source se encuentra embebido en proyectos innovadores. Muchas son las iniciativas de esta organización, que tiene la mirada puesta en Latinoamérica y en la creación de centros de excelencia.

¿Cuáles son los objetivos de la Fundación I+D del Software Libre?

Nuestro objetivo es desarrollar e innovar en tecnología abierta. Nuestro valor diferencial es ser complementarios con el resto de actores del sistema de investigación, situarnos a medio camino entre los grupos de investigación de la Universidad y la empresa; es decir, nuestra investigación no es de tipo ‘fundamental’ como en la Universidad, sino ‘aplicada’ (tiene que culminar con un producto), y no comercializamos, para eso está la empresa. En definitiva, queremos transferir conocimiento y soluciones de alto nivel tecnológico a la empresa y trabajamos con un modelo de ‘innovación abierta’: esto nos permite tener muy buena relación con los grupos de investigación de las Universidades (Carlos III de Madrid, Universidad de Oviedo, Universidad de Granada, Universidad de Cádiz, Universidad Politécnica de Valencia, etc.) y con el sector empresarial (Cámaras de Comercio, Agrupaciones Empresariales Innovadoras, empresas, etc.). Este objetivo de I+D+i nos obliga a estar en la vanguardia tecnológica: dispositivos móviles, realidad aumentada, interacción natural, etc.

¿Cómo aplican estos principios a la realidad del mercado?

Otro objetivo es la transferencia tecnológica a la sociedad; por ello, tenemos abierta una línea de proyectos de acción social -orientados a la ayuda a la discapacidad- y de Cooperación Internacional. También me gustaría destacar como objetivo nuestro compromiso con la formación de calidad. Hemos creado el primer ‘Centro de Excelencia Open Technology’ con la intención de formar en tecnologías abiertas y fomentar su uso para la I+D+i. Nuestra cantera de talento es la Universidad de Granada y ahí empezaron nuestros primeros pasos. Posteriormente vimos que había oportunidad de transferir casos de éxito de tecnologías abiertas en Andalucía y Extremadura, donde se ha trabajado bien el software libre, a otras geografías, por lo que nos hemos trasladado a Panamá.

¿Cuál ha sido el papel de las entidades promotoras de la Fundación, Intecna Soluciones y Sun Microsystems, y su aportación tecnológica?

La aportación de ambas ha sido clave para que hoy exista la única Fundación de I+D en Software Libre de Europa. A finales del año 2006 ambas empresas creyeron en un proyecto orientado a la investigación aplicada y a la innovación en tecnologías abiertas. Para dicho fin Sun Microsystems dotó a la Fundación de un equipamiento de última generación acorde con lo que se requiere en el ámbito de la investigación e Intecna Soluciones inyectó a la dotación fundacional el primer capital necesario para el arranque del proyecto.

Evidentemente ambas aportaron conocimiento, sobre todo en la etapa embrionaria de la Fundación. Un elemento a destacar es que desde los inicios ambas entidades creyeron que era importante dotar a la Fundación de autonomía plena de funcionamiento como posteriormente se ha demostrado. La fundación tiene carácter nacional y queremos dotarle de una proyección internacional, especialmente en Latinoamérica.

¿Cuál es el estado (nivel de penetración, aceptación, etc.) del software libre en Andalucía?

El desarrollo del software libre y de las tecnologías abiertas está vinculado al estadio de desarrollo de la Sociedad de la Información y el Conocimiento, de tal forma que en la comparativa mundial en la cabeza aparecen Estados Unidos (Sun, Red Hat, Google, etc.), Australia y los países de la UE (básicamente la Europa del Oeste). Existen algunos casos muy particulares como India, China y Brasil que presentan un nivel de adopción y desarrollo del SFA superior al esperado por su nivel de avance en la SI. En cualquier caso nos gustaría destacar que el desarrollo y penetración de los estándares abiertos debe de dividirse en cuatro planos de permeabilidad: Administración Pública; sector privado; Universidad y Centros tecnológicos; y Comunidades.

¿Y España en relación con la UE?

España está muy bien dentro de la clasificación de ámbito mundial y, de forma más concreta, en la UE estamos situados entre los cinco primeros en casi todos los estudios y en casi todas las dimensiones de análisis del software libre. Destaca sobre todo en adopción por parte de la Administración Pública; es la primera por encima de Austria, Italia y Alemania. Si analizamos la adopción en España podemos sostener que Andalucía está a la cabeza y es seguramente la comunidad que en mayor medida contribuye a los ratios de implantación en España.

¿Es la Administración más receptiva que la empresa privada en relación con el código abierto?

En el caso de la UE, y sobre todo de España, el motor para la adopción del software libre ha sido la Administración Pública. Lo importante es poder vincular una iniciativa tractora de la administración con el resto de las dimensiones de adopción. A modo ilustrativo voy a citar dos iniciativas claves de la Junta de Andalucía: con dimensión empresarial se encuentra el ‘Repositorio de software libre de la Junta de Andalucía’, que ha dotado principalmente a las pequeñas y medianas empresas locales de gran proyección, suponiendo para algunas un crecimiento medio de un 62% en los últimos dos años, al posibilitar la extensión de los desarrollos realizados para la Junta a otras regiones y facilitar procesos de internacionalización de empresas especializadas en desarrollos en software libre. En cuanto a la dimensión ciudadana: ‘Guadalinfo’; con 636 Centros de Acceso Público a Internet en banda ancha en municipios andaluces de menos de 10.000 habitantes y con volumen de usuarios de casi 600.000 personas, todo lo que se utiliza es software libre (sistemas operativos, programas de aplicación, programas de gestión, etc.).

¿Tienen algún tipo de colaboración con Cenatic?

Para nosotros Cenatic es una entidad de referencia con la que lógicamente mantenemos una buena relación, ya que compartimos un objetivo común, el impulso de software de fuentes abiertas. Hemos desarrollado algunos proyectos para ellos, y hay que tener en cuenta que nos han ayudado en actividades de difusión y jornadas que hemos llevado a cabo. Cuenta con un observatorio de conocimiento del sector de las tecnologías abiertas muy importante para nosotros ya que nos sirve de guía para ver por dónde evoluciona el sector.

¿Qué ventajas aporta el software libre en relación con la innovación frente al software propietario?

En primer lugar vemos que la transparencia y la trazabilidad del código beneficia la calidad del software y al aprendizaje entre equipos de innovación. Es un modelo de innovación abierta lo que permite compartir y colaborar entre diferentes personas e investigadores desde las etapas más tempranas. No hay una necesidad de tener que ocultar los desarrollos hasta el final para obtener una patente frente a la competencia sino que el valor añadido lo da la utilidad y la calidad del resultado. No existe miedo a compartir porque es la base del aprendizaje. Por otro lado, permite la innovación a entidades de dimensión pequeña y mediana, que de otra forma no podrían acometer. La investigación no es dependiente del equipo que lo ha desarrollado -soberanía tecnológica-. En último término, facilita la colaboración de multitud de equipos

¿No cree que existen todavía muchos prejuicios en relación con el software libre? ¿La gente sigue confundiendo gratis con libre?

Creemos que el mayor problema del software libre ha sido el miedo de las empresas que tenían que tomar la decisión de adoptarlo, y la posibilidad de no tener una respuesta ante un determinado problema en tiempo y forma, así como la asociación entre la falta de calidad y el rigor en los desarrollos. Creo que en ambos temas se ha avanzado de forma determinante, hay grandes proyectos de software libre en sectores tan delicados como el aeroespacial, la banca, la seguridad, etc.; así como una tasa de fidelidad alta por parte del cliente que adopta software libre, que ha permitido desterrar conceptos equivocados. De hecho, las empresas y entidades que estamos en este modelo tenemos que luchar por la calidad; por ello, la Fundación I+D del Software Libre fue, si no la primera, sí una de las primeras entidades en obtener la certificación ISO 166.002 que avala que nuestro modelo de I+D+i en software libre se realiza bajo estándares de calidad. Por otro lado, es cierto que nos gustaría que el software libre se asociara con libertad, con transparencia del código y facilidad de análisis del código y su trazabilidad, con soberanía tecnológica, con software acorde con la resolución de problemas y huyendo de la sobredimensión habitual de un software paquetizado, etc. y no con gratuidad. Es decir, lo importante de un programa en software libre no es que el cliente no pague por un modelo de licencia privativa, sino que además de dicha ventaja, tomar la decisión de optar por un aplicativo libre tiene un valor añadido como el mencionado anteriormente; y esto es más importante si cabe que el gratis o no gratis. Existen modelos de software sin necesidad de tener que cerrar el código y tener que cobrar por licencias privativas.

¿Cómo ve el futuro del software libre?

El futuro siempre hay que verlo con ilusión, pensamos que el tiempo juega a favor de las tecnologías abiertas, el crecimiento en su adopción es constante. Cada vez hay más usuarios y además satisfechos, la Unión Europea lo va a seguir impulsando con mayor fuerza y las administraciones están más concienciadas de su importancia. Independientemente de todo ello, para nosotros hay un elemento fundamental para modelar nuestro futuro, que se basa en replicar los casos de éxito en América. Este es el motivo por el que nos decidimos hace un par de años a abrir un centro de la Fundación en el Tecnoparque de la Ciudad del Saber en Panamá. Y, por supuesto, estamos comprometidos con la formación y la certificación de excelencia. En este sentido, hemos apostado por los ‘Centros de Excelencia Open Technology’, marca nacional e internacional de la Fundación, como unidad específica de formación de alto nivel.

Fecha: 04/05/2011 Fuente: computing.es

Tema Relacionado: Noticias Software Libre