Migrando al software libre en Cuba

Noticias Software Libre

El monopolio tecnológico de Microsoft y su propietario Bill Gates se extienden por todo el mundo. Más de un 90 % de las computadoras de cualquier rincón del planeta usan software privativo de esta empresa, u otra reconocida. Es, ha decir de Richard Stallman el gurú del software libre, “una dictadura que vigila, restringe y ataca”.

Con software privativo ponemos la información al servicio de alguien que puede utilizarla malintencionadamente y si ese alguien es de Estados Unidos puede ser fatal. Por esa razón existen varios gobiernos y empresas que han decidido librarse de tal hegemonía y evitar riesgos migrando su tecnología a Software Libre o Código Abierto. Cuba es uno de ellos y algunas instituciones y empresas cubanas ya lo han logrado, aunque aún falta mucho por hacer.

En la actualidad el 95% de las computadoras de la Aduana General de la República prestan servicio sobre plataforma de software libre, también han alcanzado grandes logros el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) encabezados por Infomed, el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (MIC), el Ministerio de Cultura (MINCULT), la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), la Escuela Internacional de Educación Física y Deportes y otras tantas que sería largo enumerar.

Los Joven Club se han estimulado a adoptar estas plataformas, ayudando en el tema de la capacitación y la Universidad de Ciencias Informáticas ha contribuido a dar un impulso a este proceso, a través del desarrollo de aplicaciones y de una distribución cubana, NOVA.

En abril del 2004 el Consejo de Ministros acordó que la Isla tenía que migrar al sistema de código abierto, y aunque no se puso una fecha tope, se orientó que debía ser un proceso continuo y organizado. Se crea entonces el Grupo Ejecutivo Nacional encabezado por el Ministro de Informática y las Comunicaciones.

Con anterioridad a este proyecto se había creado en la isla una comunidad de linuxeros que impulsados por el animo de colaboración, y respetando los preceptos del código abierto asentaron las bases necesarias para que todo lo demás ocurriera. Cualquiera se puede acercar a ellos y recibir ayuda suficiente para iniciarse en este sistema así como obtener aplicaciones y repositorios difíciles de obtener.

Este Grupo de Usuarios de Tecnología Libre, como se llaman ahora, junto con los Joven Club y otras instituciones desarrollan una tarea voluntaria de soporte y capacitación en este tema y sobre todo llevan anualmente el peso del FLISOL, Festival de software libre que en cada edición cobra más fuerza.

Pero ¿porque migrar a algo nuevo si lo que tengo me funciona? existen al menos tres fuertes razones para Cuba:

La independencia es una de ellas no podemos ser un país soberano cuando nuestra tecnología responde a un monopolio como Microsoft que precisamente pertenece al imperio que nos quiere doblegar y que nos somete a un férreo bloqueo, de más de 50 años. En cambio el software libre está basado en la igualdad entre los pueblos, su filosofía es la de compartir el conocimiento.

No es confiable basar la informatización del país en un software cerrado, como ocurre hasta ahora, no sabemos que hacen los programas realmente, al dejar puertas traseras abiertas a intrusos que puedan leer nuestra información, por lo que la seguridad es otra razón.

La tercera razón es económica, solo para usar Microsoft Windows XP (el más extendido en Cuba) y Microsoft Office habría que pagar más de 300 dólares norteamericanos, siempre que usemos las versiones menos potentes. Sin contar que la exportación de software se ve afectada por la carencia de licencias de las aplicaciones con la que se desarrollan los mismos y que cualquier comprador nos exigiría.

A eso debemos sumarle que no podemos adquirir cualquier software en los sitios propietarios, por estar nuestro dominio vetado para ello. Eso implica que tengamos que adquirir copias piratas que no nos protegen ante las amenazas de programas malignos.

El software libre nos ayuda a resolver muchos de estos problemas porque defiende cuatro importantes libertades. A través del proyecto GNU, la Free Software Fundation y la GPL se dota de herramientas incluida las legales para promover:

• La libertad de ejecutar el programa, para cualquier propósito.

• La libertad de estudiar cómo trabaja el programa, y cambiarlo para que haga lo que usted quiera. El acceso al código fuente es una condición necesaria para ello.

• La libertad de redistribuir copias para que pueda ayudar al prójimo.

• La libertad de distribuir copias de sus versiones modificadas a terceros. Si lo hace, puede dar a toda la comunidad una oportunidad de beneficiarse de sus cambios. El acceso al código fuente es una condición necesaria para ello.

Librémonos entonces de la esclavitud del software privado y digámosles sí a las aplicaciones de código abierto.

Fuente: radiorebelde.cu

Tema Relacionado: Noticias Software Libre