Grandes diferencias entre el "Software Libre" y "Open Source"

Noticias Software Libre

Aunque en la práctica el software de código abierto y el software libre comparten muchas de sus licencias, la FSF opina que el movimiento de código abierto es filosóficamente diferente del movimiento del software libre. Esto resulta especialmente pertinente ya que muchas veces se los confunde y se utilizan los términos "free" y "open source" en forma indistinta.

Éste apareció en 1998 cuando un grupo de personas, entre los que cabe destacar a Eric S. Raymond y Bruce Perens, formaron la Open Source Initiative (OSI). El objetivo de ellos era darle mayor relevancia a los beneficios prácticos del compartir el código fuente, e interesar a las principales casas de software y otras empresas de la industria de la alta tecnología en el concepto. Mientras que la FSF y Richard Stallman, prefieren plantear el asunto en términos éticos empleando el término Software Libre.

Estos defensores ven que el término "código abierto", en inglés open source, evita la ambigüedad del término "free" en inglés, utilizada por la FSF al hablar de "free software" (software libre). Por otra parte, le da un nombre más "técnico" y "neutral" que no asusta a empresas o gobiernos; en contraposición, el término "free" ha llevado a muchos en el mundo de los negocios a eliminarlo de su radar ya que no "hay negocio posible allí" y a muchos gobiernos y personas a vincularlo con el comunismo, etc.

El término "código abierto" fue acuñado por Christine Peterson del think tank Foresight Institute, y se registró para actuar como marca registrada el término en inglés para los productos de software libre.

Mucha gente reconoce el beneficio cualitativo del proceso de desarrollo de software cuando los desarrolladores pueden usar, modificar y redistribuir el código fuente de un programa, todos ellos aspectos originalmente planteados por Richard Stallman y la FSF. Para un análisis detallado de las ventajas que estas libertades presentan a la hora de desarrollar software, les recomiendo leer "La Catedral y el Bazar" de Eric S. Raymond.

No obstante, el movimiento del software libre hace especial énfasis en los aspectos morales o éticos del software, viendo la excelencia técnica como un producto secundario deseable, pero derivado de su estándar ético. El movimiento de código abierto ve la excelencia técnica como el objetivo prioritario, siendo la compartición del código fuente un medio para dicho fin. Por ese motivo, la FSF se distancia tanto del movimiento de código abierto como del término "Código Abierto" (en inglés Open Source).

Puesto que la OSI sólo aprueba las licencias que se ajustan a la OSD (Open Source Definition, Definición de Código Abierto), la mayoría de la gente lo interpreta como un esquema de distribución, e intercambia libremente "código abierto" con "software libre". Aun cuando existen importantes diferencias filosóficas entre ambos términos, especialmente en términos de las motivaciones para el desarrollo y el uso de tal software. Sin embargo, estas diferencias raramente suelen tener impacto en el proceso de colaboración.

El movimiento del "código abierto", a través de la Iniciativa Open Source, es diferente al movimiento del software libre, cuyo epicentro es la Free Software Foundation. Sin embargo, a pesar de ser incompatibles desde el punto de vista filosófico, son casi equivalentes desde el punto de vista práctico; de hecho, ambos movimientos trabajan juntos en el desarrollo práctico de numerosos proyectos.

Los requisitos del soft. de "código abierto". La idea del código abierto se centra en la premisa de que al compartir el código, el programa resultante tiende a ser de calidad superior al software propietario, es una visión técnica. Por otro lado, el software libre tiene tendencias filosóficas e incluso morales: el software propietario, al no poder compartirse, es"antiético" dado que prohibir compartir entre seres humanos va en contra del sentido común.

Al igual que el software libre, el código abierto u open source tiene una serie de requisitos necesarios para que un programa pueda considerarse dentro de este movimiento, éstos son:

- Libre redistribución: el software debe poder ser regalado o vendido libremente. Código fuente: el código fuente debe estar incluido u obtenerse libremente.

- Trabajos derivados: la redistribución de modificaciones debe estar permitida. Integridad del código fuente del autor: las licencias pueden requerir que las modificaciones sean redistribuidas sólo como parches.

- Sin discriminación de personas o grupos: nadie puede dejarse fuera.

- Sin discriminación de áreas de iniciativa: los usuarios comerciales no pueden ser excluidos.

- Distribución de la licencia: deben aplicarse los mismos derechos a todo el que reciba el programa

- La licencia no debe ser específica de un producto: el programa no puede licenciarse solo como parte de una distribución mayor.

- La licencia no debe restringir otro software: la licencia no puede obligar a que algún otro software que sea distribuido con el software abierto deba también ser de código abierto.

- La licencia debe ser tecnológicamente neutral: no debe requerirse la aceptación de la licencia por medio de un acceso por clic de ratón o de otra forma específica del medio de soporte del software.

Este decálogo es compatible con las cuatro libertades del software libre.

FOSS & FLOSS

Aunque el término "código abierto" elimina la ambigüedad del término "free", confundiéndose sus dos acepciones "libre" vs. "gratuito", introduce una nueva: entre los programas que se ajustan a la definición de Código Abierto, que dan a los usuarios la libertad de mejorarlos, y los programas que simplemente tiene el código fuente disponible, posiblemente con fuertes restricciones sobre el uso de dicho código fuente.

Mucha gente cree que cualquier software que tenga el código fuente disponible es de código abierto, puesto que lo pueden manipular (un ejemplo de este tipo de software sería el popular paquete de software gratuito Graphviz, inicialmente no libre pero que incluía el código fuente, aunque luego AT&T le cambió la licencia). Sin embargo, mucho de este software no da a sus usuarios la libertad de distribuir sus modificaciones, restringe el uso comercial, o en general restringe los derechos de los usuarios.

Esto hace que el término "código abierto" continúe siendo ambivalente, puesto que algunas empresas malintencionadas o ignorantes utilizan el concepto para definir a sus productos cuando en realidad no se trata de software libre sino que simplemente ofrecen el código fuente de los programas para su uso, revisión o modificación previamente autorizada.

Dada la anterior ambivalencia, se prefiere el uso del término software libre para referirse a programas que se ofrecen con total libertad de modificación, uso y distribución bajo la regla implícita de no modificar dichas libertades hacia el futuro.

Un término que pretende resolver posibles ambigüedades o confusiones que ambos términos generan es FOSS (free and open source software). También se utiliza el término FLOSS (free/libre and open source software).

Fuente: UsemosLinux

Tema Relacionado: Noticias Software Libre