ACTA: Acuerdo Comercial Anti-Falsificación

Actividades Libres

El Acuerdo Comercial Anti-Falsificación (ACTA por sus siglas en inglés) es la propuesta de un acuerdo comercial multilateral para el establecimiento de normas internacionales sobre la aplicación de los derechos de propiedad intelectual, especialmente en las economías emergentes

De acuerdo a la Federación Internacional de la Industria Discográfica (IFPI) en el 2005 los 10 países con mayor problema de piratería en el mundo incluían Brasil, China, India, Indonesia, México, Pakistán, Paraguay, Rusia, España y Ucrania, mientras que en el 2008 otro informe indicaba que solo el 5% de toda la música descargada era legal, algo que probablemente no está muy claro ahora, considerando el crecimiento de los modelos de negocio basado en Internet (como iTunes Store que desde el 2009 vende música sin DRM).

Las negociaciones para el tratado ACTA se llevan a cabo en secreto y no forman parte de una organización internacional. En octubre de 2007 los EE.UU., la Comisión Europea, Suiza y Japón anunciaron que se negociaría ACTA. Desde entonces países como Australia, Jordania, Marruecos, México, Nueva Zelanda, Singapur, Corea del Sur y los Emiratos Árabes Unidos se han unido a las negociaciones.

ACTA versa de 3 áreas: incrementar la cooperación internacional, establecer mejores prácticas para la “observancia” y proporcionar un marco legal más efectivo para combatir la piratería y falsificación. Una filtración de los documentos de ACTA demuestran que uno de los principales objetivos del tratado entre los países signatarios, es la lucha bajo la forma de los “tres strikes” (conocida en Francia con HADOPI) contra el intercambio de archivos y una disposición donde los proveedores de servicios Internet (ISP) proporcionarían información (sin orden judicial) sobre presuntos infractores de derechos de autor.

“En un momento en donde los debates importantes se están produciendo sobre la necesidad de adaptar los derechos de autor a la era digital, este tratado estaría eludiendo los procesos democráticos para hacer cumplir un régimen de regulación fundamentalmente irrelevante. Se alteraría profundamente la propia naturaleza de Internet como la conocemos, poniendo fin a la neutralidad de la red” – La Quadrature du Net

En México, donde de acuerdo a la 3a. encuesta de la Cámara Americana de Comercio sobre los Hábitos de Consumo de Productos Pirata y Falsificados tienen un impacto para la industria de 964 mil 688 millones de pesos (~76 mil millones de dólares), es precisamente donde se está llevando la Séptima Ronda de Negociación de ACTA.

Esto ha generado una reacción negativa tanto por la opinión pública (nacional e internacional), que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial responsable de estas negociaciones junto con la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Economía ha convocado a una consulta pública que se llevará a cabo el día de hoy en el Auditorio de la Secretaría de Economía (México, D.F.). Curiosamente, en un principio para participar de la consulta se requería firmar un acuerdo de confidencialidad y presentar una identificación oficial, pero al parecer ya no será necesario.

Mientras tanto, desde el fondo del abismo ya han surgido iniciativas que incluyen soluciones legales e inmediatas para promover los Derechos Humanos de ciudadanos y artistas en la era digital, como la “Carta por la Innovación, la Creatividad y el Acceso al Conocimiento” de Free Culture Forum.

Tema Relacionado: Actividades Libres