El resumen: Richard Stallman en Chile

Richard Stallman

(Por:Cony Sturm )
Estamos en la conferencia en Chile de Richard Stallman, fundador del movimiento del Software Libre y presidente de la Free Software Foundation

El evento, en el marco del Congreso Nacional de Software Libre, se desarrolla en en el centro cultural Matucana 100. Stallman ha ingresado al salón reclamando por que hay muy poca luz y no puede “ver las caras de la gente”.

Las primeras palabras: afuera hay “mercancias” de la “FSF” (Free Software Foundation). Stallman llegó con poleras, llaveros, chapitas y otros para que los fanáticos puedan comprar y apoyar al movimiento.

Oscar Valenzuela, de la fundación GNU Chile, presenta a Stallman y da el inicio a la conferencia.

Stallman busca algo en su bolso y está sin zapatos.

Stallman (19.03 GMT-3): Siempre hablo mejor cuando puedo ver las caras de la gente.

El software libre respeta la libertad de los usuarios. Un software privativo priva de la libertad y mantiene a la gente dividida e importente. Divididos porque no pueden compartir, e impotentes porque no tienen el codigo fuente y no pueden cambiar nada.

Los programas privativos normalmente hacen cosas muy malas.

El software libre debe tener las siguientes libertades:

Libertad 0 – ejecutar el programa que se quiera

Libertad 1 – cambiar el codigo fuente

Libertad 2 – ayudar al prójimo redistribuyendo el programa

Libertad 3 – distribuir copias cambiadas de un programa

Si no tiene estas libertades, el software es injusto.

Stallman (19.07 GMT-3): El software privativo solo es útil para quienes no valoran su libertad. El objetivo del Software Libre es que todo el software sea libre, para que todos los usuarios sean libres.

Si eliges un software sin la Libertad 2, cuando alguien te pide una copia, estás en un dilema moral. Por un lado, puedes elegir romper la licencia y darle una copia, o no romper la licencia y negarle la copia.

Siempre hay que elegir el mal menor: entregarle una copia (aplausos del público).

nunca es bueno hacer un acuerdo y romperlo, ni siquiera en este casosi le das una copia tendrá una copia no autorizada del software privativo, lo que es casi tan malo como una copia del software privativo.lo que hay ue hacer es evitar el dilema. Conozco dos maneras: 1) no tener amigos (risas). 2) rechazar el software privativo. Mi conciencia no me permite usar este programaStallman (19.12 GMT-3): Nunca es bueno hacer un acuerdo y romperlo, ni siquiera en este caso. Si le das una copia, tendrá una copia no autorizada del software privativo, lo que es casi tan malo como una copia del software privativo.

Lo que hay ue hacer es evitar el dilema. Conozco dos maneras: 1) no tener amigos (risas). 2) rechazar el software privativo. Decir que mi conciencia no me permite usar este programa.

Cuando llaman piratas a los que comparten, quieren hacernos pensar que ayudar a tu prójimo es el equivalente moral de atacar barcos. Y nada podría ser más equivocado, porque atacar barcos es muy malo, pero ayudar a tu prójimo es bueno.

Stallman (19.18 GMT-3): La libertad cero es esencial por otro motivo, tener libertad sobre tu propio programa. Hay un programa para hacer sitios web que en su licencia prohibe criticar al desarrollador. O sea, te quita tu libertad de expresión.

Necesitas también la libertad 1, para poder cambiar un programa y hacer lo que tu quieres. Así decides tu y no el desarrollador por tí.

Estos programas tienen funcionalidades malevolas, que no son para servir al usuario, sino que para atacar, vigilar al usuario. No sólo en programas pequeños de empresas pequeñas, sino que también grandes como Microsoft Windows. Envían mensajes diciendo qué ha hecho el usuario. No se ven las “puertas traseras” pero conocemos dos. Una es el poder que tiene Microsoft de cambiar el programa cuando quiera, sin autorización del usuario.

Stallman (19.21 GMT-3): La otra puerta trasera, Microsoft la construyó para la policía, con la que puede entrar a la máquina si el usuario es criminal o sospechoso. La policía puede usar esa puerta trasera. pero leí que el programa se había filtrado a la red, por lo que cualquiera puede conseguirlo y entrar en cualquier máquina con windows. La seguridad de Windows no solo es mala, es cero.

Apple tiene una puerta trasera parecida y ni siquiera permite que el usuario instale las aplicaciones que quiera. Tiene que pedir permiso a Apple. Y Apple tambien puede imponer cambios cuando quiera.

También el Kindle tiene estas “esposas digitales”. El usuario sólo puede comprar los libros que están en Amazon. Supimos de la puerta trasera cuando Amazon la usó para borrar todas las copias de un libro que los usuarios habían comprado. Ese libro fue 1984, el que nos dio la frase “el gran hermano está vigilándote”.

Stallman (19.31 GMT-3): El código de nuestros programas libres también tiene errores, pero tienes la libertad de corregirlos, porque no te hemos hecho nuestro prisionero. Para tener el control de nuestro software tenemos que hacerlo juntos, colaborando.

Todos pueden utilizar las libertades cero y dos porque no exigen programar. Pero las libertades 1 y 3 requieren saber programar. Pero cuando otros ejercen estas libertades, todos los usuarios pueden instalarlas o no, y cada uno recibe los beneficios de vivir en una sociedad donde todos tienen estas libertades.

Stallman (19.40 GMT-3): Stallman recuerda los inicios del movimiento del software libre y GNU. Fui elegido por las circunstancias para este trabajo. Es como si alguien se estuviera ahogando y no hay nadie más, tienes el deber moral de rescatarlo.

Stallman (19.54 GMT-3): Cómo comenzó un error tan obvio como Linux. En el año 90 teniamos casi todo para nuestro sistema operativo, pero faltaba el kernel. La FSF empleó a alguien para escribir nuestro kernel. En seis años teníamos una versión de prueba pero no funcionaba muy bien.

Pero en 1991 un estudiante finlandés, el señor Torvalds, comenzó su diseño y lo hizo funcionar en un año. Ese kernel se llamó Linux, y en un principio no era software libre, tenía licencia que restringía las libertades 1 y 3. En el 92 Torvalds cambió la licencia y lo publicó bajo la licencia GNU, GNU GPL, que fue la que había escrito yo para los programas GNU, pero que servía para que otros la utilizaran.

Linux por lo tanto fue software libre cuando fue publicado bajo esta licencia. Pero los que combinaron Linux con el sistema GNU se equivocaron porque tomaron todo lo demás que había hecho GNU como adornos, y hablaron de un sistema Linux, olvidándose de nuestro trabajo.

Hay gente que piensa que el sr. Torvalds lo inició todo en 1991, y que GNU solo desarrolla herramientas. Pero eso no es justo hacia nosotros. Por favor, llama al sistema GNU/Linux, hemos iniciado todo, hemos hecho gran parte del trabajo, y merecemos crédito igual.

Torvalds nunca apoyó nuestras ideas de libertad. Hizo una contribución importante, pero sin apoyar las ideas de libertad. Él quiere programas eficientes, pero no valora la libertad.

Stallman (20:06 GMT-3): Las empresas inventaron el término código abierto para no aludir a la palabra libre.

La mayoría de los usuarios del mundo ni siquiera reconocen el software libre y lo confunden con el código abierto. Se me ha llamado el padre del código abierto. Yo digo que si soy el padre, fue concebido por inseminación artificial, con semen robado, sin mi consentimiento.

Stallman (20:12 GMT-3): Las distribuciones más comunes siguen teniendo programas privativos. Hemos alcanzado la libertad y la perdimos. Hoy en día el kernel de Linux no es totalmente libre. En los archivos encuentras una lista de números que son un programa privativo cuyo código fuente no es libre.

Esto sucedió porque Torvalds decidió introducir esos programas, blobs, firmware, porque se ejecutan en otros procesadores. Pero si los tienes en tu sistema instalado deben ser libres. Pero Torvalds nunca valoraba ni su propia libertad. Y cuando nuestra libertad depende de alguien que no la valora, es precaria.

Stallman (20.20 GMT-3): Gobiernos deben usar solo software libre para mantener su soberanía, el control sobre su informática. Las agencias públicas hacen su informática por sus ciudadanos. Venezuela y Ecuador están haciendo esto. Ecuador es el ejemplo mundial.

Stallman (20.40 GMT-3): Stallman se disfraza de “San Ignucius” y recita las bondades de la iglesia de Emacs. Termina la conferencia. ¡Gracias por leer!

En las preguntas del público alguien le preguntó si era un alienígena. Stallman respondió que no, pero que no se acuerda de cuando nació.

Link: GNU Chile

Fuente: http://www.fayerwayer.com/

Tema Relacionado: Richard Stallman