FSF-América Latina alaba a Venezuela por ser un país líder en la adopción del Software Libre

Noticias Software Libre

Provenientes de siete países, fundadores y representantes de la "Free Software Foundation", la máxima organización de Software Libre a nivel mundial, hicieron acto de presencia en Caracas para resaltar los adelantos del país en materia de Software Libre. “Venezuela presenta un liderazgo en la adopción del Software Libre en América Latina. Me parece un paso esencial para lograr su soberanía”, aseguró el representante de Brasil, Alexandre Oliva. Hicieron algunas críticas y sugerencias, en particular con Canaima GNU/Linux.

Finalmente, fueron reconocidos los esfuerzos que venezolanos de la Comunidad de Software Libre y del gobierno bolivariano han hecho en los últimos años para la adopción y divulgación de los programas y aplicaciones libres en el país.

Y es que los representantes de la Fundación para el Software Libre (Free Software Foundation, FSF), capítulo América Latina, hicieron acto de presencia en Caracas para alabar la capacidad con la que Venezuela ha adoptado software libre, si bien hicieron recomendaciones y críticas constructivas para mejorar.

Richard Stallman, presidente y fundador de la organización, encabezó una rueda de prensa este lunes acompañando a los miembros del Consejo de la FSF-América Latina. “Venezuela presenta un liderazgo en la adopción del Software Libre en América Latina. Me parece un paso esencial para lograr su soberanía”, aseguró el representante de la FSF-Brasil, Alexandre Oliva, quien recordó que un país que cede sus libertades usando software que no es libre "está perdiendo el control de sus programas y las informaciones para sus ciudadanos".

En la rueda de prensa también estuvieron presentes los representantes de Colombia, Andrés Castelblanco; Bolivia, José Saavedra; Ecuador, Ramiro Ordóñez; Chile, Oscar Valenzuela; y Venezuela, Octavio Rosell. La FSF fue fundada en 1985, y desde entonces se ha convertido en la principal referencia del movimiento de Software Libre a nivel mundial.

Este evento, que pasó completamente desapercibido para la mayoría de la población, en realidad es un hecho histórico. Finalmente se reconocen los avances de Venezuela en la adopción de Software Libre, país que desde hace varios años tiene casi mil salas de computación o CBIT (Centros Bolivarianos de Informática y Telemática) instalados en las escuelas y liceos bolivarianos, donde se instruye a las y los niños de sectores populares usando exclusivamente Software Libre. Además, cientos de infocentros (centros de navegación provistos por el Estado para su uso gratuito por la población) usan software libre.

Y paulatinamente, muchos ministerios y entes públicos han ido migrando a Software Libre desde 2004, cuando Hugo Chávez firmó un Decreto Presidencial que exige que los entes del Ejecutivo Central usen programas y aplicaciones libres y estándares abiertos. Esta decisión, tomada dos años después de que un paro petrolero y empresarial paralizara la industria petrolera por 60 días a través de la toma del control de sus sistemas electrónicos y de automatización, ha ido cumpliéndose paulatinamente, aunque con mucha resistencia por parte de funcionarios de entes públicos.

Para Ramiro Ordóñez, representante de Ecuador, Venezuela cuenta con importantes avances en la adopción de Software Libre. “Es importante destacar que el pueblo venezolano entiende muy bien lo que es el Software Libre, eso es un arranque para que se entienda lo que es el apropiamiento. Eso es lo que va a permitir que nuestros pueblos puedan seguir adelante”. Se mostró impresionado de que, al visitar una panadería, fue abordado por un joven que trabajaba en ella, quien conocía lo que era el Software Libre y hasta había hecho algunos cursos de Linux. Destacó que en Venezuela muchas personas conocen de software libre, a diferencia de otros países, donde términos como "Linux" siguen siendo desconocidos para la población.

Mostró, por otro lado, que en Ecuador hay avances más destacados en Venezuela debido a que el marco legal allí sí tiene sanciones contra los funcionarios del Estado que se nieguen a migrar.

Desde Colombia: Liberen a los secuestrados, y también al software

Para Andrés Castelblanco, representante de Colombia, lo más importante es el apoyo mutuo para poder sembrar los valores que genera este nuevo sistema en la sociedad. Indicó que el gobierno de Colombia había tenido poco interés en el Software Libre: por ejemplo, el presupuesto de la ciudad de Bogotá es de 7 billones de pesos anuales, de los cuales se estaba gastando, hasta hace poco, 2 billones de pesos en licencias de software privativo. Se logró, sin embargo, que se diera preferencia al Software Libre por encima del comercial, lo que ha permitido reducir la cifra que se gastaba en licencias a la mitad (un billón de pesos anuales).

"En Colombia, el yugo del secuestro ha quitado a muchos la posibilidad de estar físicamente en este tipo de iniciativas", indicó Castelblanco. "Hoy la Comunidad del Software Libre en Colombia se dirige a las fundaciones que trabajan por la libertad de quienes se encuentran secuestrados, y les piden que liberen también el software que tienen allí para hacer la gestión pública y de esas entidades a Software Libre".

El chileno Oscar Valenzuela dio a conocer algunas experiencia de su país, y valoró el intercambio de información. “Nos llevamos muchos conocimientos de casos exitosos, Venezuela es un ejemplo que debemos seguir en muchos aspectos, y nos llevamos muchas tareas de poder ejecutar estos mismos ejemplos en nuestros países”, afirmó

Declaración de Caracas

Octavio Rosell, representante por Venezuela, informó que en los próximos días será publicada la “Declaración de Caracas”, documento final donde quedarán plasmados los alcances del encuentro entre los miembros del Consejo de la Fundación de Software Libre de América Latina.

“El Software Libre resalta los valores éticos y quienes estamos en este movimiento llevamos ese mensaje para que una sociedad pueda compartir, sin estigmatizar, lo que básicamente nos ha enseñado nuestra familia, que es el compartir con nuestros semejantes, a aprender a decir las cosas y a utilizarlas en libertad, y proponer las mejoras del mundo para que toda la tecnología, y en especial el Software Libre, tenga la posibilidad de llevar mejor calidad de vida y herramientas a todos nuestros pueblos”.

Necesidad de un marco legal

El brasileño Oliva, sin embargo, expresó algunas reservas. Manifestó que, al llegar a Venezuela, "descubrí que hay mucha resistencia para implementar un marco legal", refiriéndose a la Ley de Infogobierno o Ley de Tecnologías de Información, que debería extender el Decreto 3.390 hacia los 5 poderes públicos y crear sanciones contra quienes se nieguen a migrar, pero que no ha avanzado a pesar de haber estado en la agenda de la Comisión de Ciencia, Tecnología y Medios para este año.

Dicha ley se volvió extremadamente problemática dos años atrás, cuando el diputado Luis Tascón, aliado con la transnacional del software propietario Microsoft, intentó promover un proyecto de dicha ley que tergiversaba completamente el concepto de Software Libre con el fin de permitir que el software de dicha transnacional pudiera ser utilizado en el gobierno.

Oliva, en consecuencia, invitó a los ciudadanos a exigir a sus representantes en la Asamblea Nacional a hacer cumplir las determinaciones legales a favor del Software Libre.

Canaima GNU/Linux: Apoyo, pero con reservas

Los representantes de la FSF-América Latina mostraron su beneplácito por el hecho de que el gobierno bolivariano haya tomado la iniciativa de desarrollar una distribución de Linux venezolana, en este caso Canaima GNU/Linux, una iniciativa del Centro Nacional de Tecnologías de Información (CNTI). "Es un muy buen inicio, una buena partida del gobierno. Nunca habíamos visto que un gobierno empézara a hacer una distribución, e invirtiera tiempo, conocimiento y recursos en eso", dijo Valenzuela.

Sin embargo, llamaron la atención en que la distribución no es 100% Software Libre, debido a que incluye algunos componentes privativos, en particular "drivers" o controladores necesarios para que funcionen ciertas piezas de algunos computadores (tarjetas de video, sonido, impresoras, escáners, etc.). Esto ocurre cuando las empresas que fabrican estas piezas se niega a entregar sus especificaciones, lo que impide que se desarrollen drivers en Software Libre.

Los creadores de Canaima optaron entonces por incluir drivers propietarios en su distribución, con el fin de hacerla compatible con estos computadores y facilitar la migración en el Estado (cosa que también hacen otras distribuciones, como Ubuntu o Debian), pero esto no es del agrado de la FSF. "No exigimos que sea 100% libres por mero capricho", explicó Ordóñez. "Si hay una pequeña parte que sea privativa, esa pequeña parte puede controlar nuestros sistemas informáticos".

Cuando se les preguntó si no consideraban necesario que Canaima GNU/Linux incluyera estos drivers privativos por algún tiempo, dado que podría facilitarla migración en miles de computadoras existentes en el Estado, Valenzuela indicó que el Estado tiene el poder de exigir a los fabricantes que liberen los drivers o controladores libres, lo que beneficiará a toda la comunidad mundial. Otra opción es que Canaima, en sus próximas versiones, ofrezca en su instalación la posibilidad de instalarse de forma 100% libre, e instalar los drivers propietarios sólo si el personal técnico así lo exige.

Ordóñez recordó que, en la mayoría de los casos, las piezas que requieren drivers privativos pueden reemplazarse de forma económica por otras piezas que no usen software propietario, por lo que es preferible simplemente reemplazarlos.

Fuente: RadioMundial

Tema Relacionado: Noticias Software Libre