Nova busca independencia tecnológica, al facilitar la migración de Cuba

GNU/LINUX

El cienfueguero Mijail Hurtado Fédorovich es uno de los líderes de grupo de este proyecto de interés nacional desarrollado en la Universidad de Ciencias Informáticas.

Nova es una distribución de GNU/Linux, que a su vez tiene un sistema operativo. Bajo dicha denominación, en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) se englobaron varios proyectos que tienen en una avanzada de jóvenes científicos de la computación cubana su caballería pesada en búsqueda de nuestra independencia tecnológica nacional.

El grupo de proyecto en general, el cual pretende facilitar el proceso de migración de Cuba al software libre, está compuesto por alrededor de 60 personas (cifra que pronto ascenderá), entre los cuales hay siete profesores y el resto son estudiantes, quienes trabajan de forma conjunta en un laboratorio dotado de 30 ordenadores con buenas prestaciones.

El cienfueguero Mijail Hurtado Fédorovich es el líder del referido a los Sistemas embebidos, a los cuales se agregan, entre otros, Escritorio, Servidores, Soporte, Plataforma Web, Arte, Promoción... Mijail, modelo de estos nuevos genios cubanos de la Informática, tiene una idea precisa y clara de lo que están enfrascados. Él explica que el nombre de Nova surge de una batalla por no perder la identidad inicial que había admitido el proyecto naciente; ésta era el uso de una distribución denominada "Gentoo" (especie de pingüino veloz), a la cual se orientó sustituir por por "Debian", y eso "no va", por sobradas razones y por el bien de nuestro país. De ahí la denominación.

"Nova es una distribución basada en otra llamada Gentoo, pero por qué Gentoo sí y no Debian, Suse, Fedora, Ubuntu, Arch u otra, es una respuesta muy larga que sin embargo se puede resumir en flexibilidad, eficiencia, seguridad y estabilidad, que son características deseadas para Cuba".

Nova, a diferencia de otras de mayor estandaridad, se especializa más en productos a la medida; es decir, en personalizaciones a la medida, pero se está esforzando en ser un estándar más para los cubanos y el mundo en general, agrega.

Actualmente es estándar, complementa, pero como es muy joven todavía, no alcanza el nivel de otras distribuciones con experiencia y vastas comunidades y recursos.

Interrogado por los objetivos y aspiraciones básicos de esta empresa a la cual sumó su talento, responde que "aboga por la independencia tecnológica y la autonomía (el día de mañana, si nos cierran las puertas al exterior, nosotros podremos seguir solos como país).

"También protege la seguridad nacional (los programas de Nova son compilados en sí misma, si hay algo maligno en alguno de ellos, resulta posible revisar el código fuente que lo originó y resolver el problema sin depender de nadie externo". Además, señala, "intenta brindar soporte (si en el futuro una empresa cubana desea algo nuevo, o tiene algún error en su sistema, tiene a donde virarse)".

Mijail abunda en detalles técnicos de gran interés: "Nova surge con la idea de servir en ordenadores con pocas prestaciones de hardware (con escasa RAM, CPU, disco duro)".

Precisa que además de facilitar el proceso de migración nacional al software libre, sirve de plataforma para los productos de exportación de la Universidad de Ciencias Informáticas.

La idea, adelanta, es liberar (tener lista una nueva realización) cada 6 meses. Toda información publicada acerca de Nova, de Nova, se puede acceder a través de Nova, no pierde el tiempo en promocionarlo. Al margen de tales bondades, le pregunto que, en tanto herramienta, qué de nuevo trae a este universo, a lo cual contesta: "realmente no es que se traiga algo nuevo a este mundo, es muy difícil hacer algo así en el terreno de la informática, pero puede aportar soluciones novedosas a problemas".

Desde mi personal punto de vista todavía Nova no ofrece algo más allá que soporte y personalizaciones a la medida, asevera. En el mismo orden de ideas, afirma que existen pequeños proyectos que hacen cosas nuevas, pero todavía no son tan innovadores: por ejemplo, Guano, entorno de escritorio ultraligero y muy funcional como alternativa a máquinas con poco rendimiento.

"Proyectos similares a este son fluxbox, openbox, xfce, enlightenment, entre muchos otros, a diferencia que el cubano ofrece mejores funcionalidades, y se parece a Windows en la interfaz. Serere -explica- es el instalador de la distribución, pero existen otros, como Anaconda, pero éste en particular es mucho más flexible que otros conocidos, debido a su arquitectura modular. "Summon pretende ser el gestor de paquetes de Nova con bajos niveles de complejidad para un usuario final, como usted u otro profesional", añade.

"En tanto, relativo el Initramfs de Nova (el cual estoy desarrollando), es correcto decir que todas las distribuciones de GNU-Linux usan uno, pero el nuestro está hecho prácticamente desde cero".

Esto ha permitido tener el control del sistema operativo en el momento en que inicia, es decir, gracias a un buen initramfs, el sistema operativo puede iniciar desde un CD, DVD, USB, memoria flash, disco duro, red (clientes ligeros), en fin, donde quiera que esté se encuentre y como quiera que esté (cifrado, comprimido, dividido, etc).

Además, este initramfs esta diseñado para ser eficiente, robusto, flexible; y sobre todo, fácil de mantener por los desarrolladores (por su organización y modularidad).

Actualmente el initramfs de Nova permite al sistema funcionar desde un disco duro (cifrado o no), desde un CD/DVD, una memoria y la red. Pronto se podrá utilizar para una mayor variedad de entornos. Ha permitido asumir con éxito la tarea de asumir los clientes ligeros que entran al país, lo cual genera una amplia gama de soluciones basadas en Sí.

MIJAIL Y SU LLEGADA Y DESARROLLO EN EL PROYECTO

"El Proyecto surgió aproximadamente en 2004, un año después me incorporé al mismo. Antes de eso yo usaba Windows y conocía muy poco acerca de Linux. Mi experiencia en Windows fue muy intensa, ya que me gustaba 'hachear' y estudiarlo para saber como funcionaba, realmente me causaba placer aprender cosas nuevas y poder cambiar cosas a mi antojo", confiesa.

Recuerda que, una vez en el proyecto, comenzó su etapa de aprendizaje de un nuevo sistema, pero poco a poco lo fue asimilando hasta comenzar el período de innovación y creación.

"Durante mucho tiempo el proyecto estuvo sin diseñador gráfico, así que por mi propia voluntad y debido a la misma necesidad, asumí esta tarea de forma muy artesanal, y tuve que aprender muchos elementos del diseño, de psicología, y de estética para hacer algunas cosas de diseño, de ahí salieron algunos fondos de escritorio, temas de gdm (gestor de entrada de gnome); de splash para GNU/Grub (imágenes con 16 colores, con formato xpm); de bootsplash (cuando va iniciando el sistema), algunos iconos para aplicaciones y el diseño de nuevas aplicaciones para Nova".

Debió aprender entonces nuevos lenguajes de programación que no se imparten en la docencia habitualmente o con la suficiente profundidad, entre estos Bash y XML, el último más bien una forma de estructurar datos.

De igual modo requirió conocer cómo se compila un kernel, saber de criptografía, utilizar distintos sistemas de archivos (fat16, fat32, ntsf, ext2, ext3, reiserfs, jfs, xfs, aufs, tmpfs, aufs, unionfs, squashfs...), aprender elementos esenciales del sistema como la creación de dispositivos, estructura de directorios UNIX, y muchos otros elementos, para poder lograr el éxito en el nuevo initramfs de Nova.

Paralelamente se dedicaba a la investigación y a largas horas de ingeniería inversa para entender el funcionamiento del sistema Gentoo.

"De ahí salió, aclara, la primera versión no tan oficial de Nova, pero hecha ya con herramientas de Nova, ya que tuve que hacer un programa que creara los livecds de la nueva empresa. Como el initramfs que estaba usando Gentoo no resolvía muchos de los problemas que nos frenaban mucho a nivel de sistema operativo, decidí hacer una versión particular para nuestro objetivo con resultados muy satisfactorios, pero lograrlo me requirió al menos tres meses de estudio intenso y de ingeniería inversa sobre el initramfs de Gentoo y otros de otras distribuciones".

El trabajo de este hijo de Cienfuegos consistió durante un tiempo, además, en orientar a las personas que lo requerían dentro y fuera del proyecto en cómo resolver los problemas que aparecían en el sistema.

Mijail, hoy día al frente de uno de los proyectos de Nova, es de esos talentos, orgullos de nuestra informática, emblema de una hornada de científicos de la computación que intentan poner a este país en una posición de independencia, a resguardo de virtuales imposiciones tecnológicas externas.

Hacerlo conlleva renunciar en muchas ocasiones a visitar a su familia aquí, privarse de fiestas y otras actividades propias de su edad, incluso hasta de hora de sueño, pero este muchacho lo emprende con la tamaña fuerza motriz que es saberse útil a los suyos, para hoy y mañana.

Más información del proyecto: Nova<(a>

Tema Relacionado: GNU/LINUX