Adiós al Windows XP

Microsoft

"Si me obligan a cambiarme a Windows Vista, me haré usuario de Linux".

Así han reaccionado miles de usuarios de computadoras a la decisión de Microsoft de cambiar su sistema operativo Windows XP por el Windows Vista, desarrollado por la compañía Redmond.

La empresa informática anunció que a partir de junio de 2008 no seguirá vendiendo su sistema operativo Windows XP, que tiene millones de seguidores.

La medida ha sido rechazada por miles de internautas en portales o web blog en la red y han lanzado una campaña para que se mantenga el Windows XP.

Los argumentos de los detractores son válidos: el nuevo sistema operativo requiere mayor memoria y procesadores más potentes, lo que se traduce en una mayor inversión económica, además muestra algunas fallas que en su antecesor no ocurrían.

Rechazan Windows Vista

Según reportan las agencias de noticias, miles de usuarios intentan revertir la decisión de sacar XP del mercado, recogiendo firmas –que al momento registran 140 mil– en una petición on line solicitada a Microsoft.

Los usuarios que tengan instalado el XP en sus máquinas seguirán recibiendo soporte técnico hasta abril de 2009, pero después de esa fecha la asistencia será mínima, según sentenció Microsoft.

"No lo veamos como una fecha catastrófica. El hecho de que XP se deja de vender, no quiere decir que Microsoft va a dejar de dar soporte", aseguró Ángel Dubón, gerente corporativo de Windows para Centroamérica.

"Hay que verlo en el contexto de que ya hay un nuevo sistema operativo en el mercado desde hace más de un año (el Vista), que, al igual que versiones anteriores, tiene su ciclo, va creciendo, se va desarrollando y se va haciendo más adecuado al mercado", agregó el ejecutivo de Microsoft.

Dubón considera que el rechazo a Vista se debe a que XP ha sido el sistema operativo que más tiempo estuvo en el mercado antes de que se creará una nueva versión y, por tanto, los usuarios están más acostumbrados a él.

Los cambios no se detienen

Microsoft no se detendrá y continuará introduciendo cambios de sofware.

En unos años el sistema operativo cambiará nuevamente. "Estamos conscientes de que el cambio de XP a Vista ha sido un poco drástico para el usuario, lo que garantizamos es que el cambio de Vista a la nueva versión va a ser más tranquila" asegura Dubón.

Transición no es fácil

Para la ingeniera en sistemas Christian Morales, no es tan fácil cambiarse de un sistema a otro. "XP es excelente, no tiene mucho sentido cambiarlo por otro que es menos práctico", agregó.

El Vista pone la máquina lenta porque consume más memoria y lo más probable es que muchos usuarios tengan que comprar computadoras nuevas o aumentar la memoria y cambiarle el procesador a su máquina para ver si así soporta el Vista, sin que se vuelva un engorro por la lentitud.

"Habrá que gastar dinero y ni imaginar lo que le va a costar a una empresa grande", explicó. Morales.

Microsoft sostiene que toda versión actualizada de cualquier tecnología, de alguna u otra manera va a requerir más recursos de hardware. En el caso de Vista, estos recursos adicionales se deben a que hay muchos más niveles de seguridad, más beneficios en la administración de la máquina.

Según estudios de la firma de investigación de mercados IDC, publicada en internet, un 60% de los computadores de clientes individuales y un 70% de los empresariales aún funcionan con XP.

En la compra de computadoras nuevas, un 94% de las que se vendieron a individuos llevan Vista, frente al 75% de las adquiridas por empresas.

Otro estudio de la firma corrobora que la comunidad empresarial ha sido lenta en la migración al Vista, comparada con los usuarios de PC.

En Panamá, pese a que la fecha de retiro del mercado de XP es junio de 2008, dos tiendas de tecnología locales consultadas aseguraron que ya no venden Windows XP, y en una de ellas, las computadoras que aún se ofrecen con este sistema operativo están en rebaja.

Fuente:Prensa

Tema Relacionado: Microsoft